El nuevo plan del Gobierno tras el acuerdo con la minera Vale

El nuevo plan del Gobierno tras el acuerdo con la minera Vale

Los funcionarios resaltaron hoy que las 80.000 hectáreas del predio que pertenecía a la empresa brasileña, que incluyen un aeropuerto en condiciones de operar, pueden constituir "una base logística apropiada" para el sector petrolero. La búsqueda de un socio privado podría demorar dos años más.

Juan Carlos Albornoz

Juan Carlos Albornoz

El Gobierno provincial tiene una nueva estrategia en la novela de la mina Potasio Río Colorado de Malargüe y, en este sentido, apunta inicialmente a la prestación de servicios petroleros.

Quien mejor la blanqueó hoy fue el subsecretario de Energía y Minería, Emilio Guiñazú. "Hay que integrar Potasio al resto de la economía provincial buscando sinergizarlo con el sector petrolero, que hoy tiene un desarrollo muy importante en el sur y que la provincia no aprovecha por no tener una base logística apropiada desde donde prestar esos servicios petroleros", explicó el funcionario.

"En el corto plazo es un lugar para que utilicen las empresas de servicio petrolero, empezaremos a trabajar ahí cuando se apruebe la ley", reforzó por su parte el ministro de Economía, Enrique Vaquié.

El acuerdo para que la mina de Vale pase a manos del Estado provincial fue firmado hoy en Buenos Aires por el gobernador Rodolfo Suarez y sus funcionarios, y los abogados de Vale

El Gobierno provincial se quedó de esta manera con activos que están en el orden de los 250 millones de dólares. Además, con 30 millones de dólares depositados en una cuenta bancaria que permitirán hacer el mantenimiento del predio hasta que la Provincia encuentre un socio.

Vaquié destacó que la Provincia recibió de la empresa brasileña "los activos mineros y físicos", y que el valor real de las 80 mil hectáreas del predio en Malargüe es incluso superior a los 250 millones de dólares.

"Hay una pista que es un aeropuerto, que está aprobado para serlo y que tiene todas las condiciones para que se use", resaltó Vaquié, sobre las potencialidades en cuanto a logística de la empresa cuyo control asumió la Provincia.

El Gobierno buscará un socio mientras tanto para el desarrollo de "Potasio Mendoza", que estará muy lejos de ser el emprendimiento con inversiones por 6.000 millones de dólares que quedó paralizado en 2013, pero que buscará su lugar en el mercado argentino, de Uruguay y Paraguay. La búsqueda demandará "un par de años", indicó Vaquié.

El proyecto de Vale en Malargüe mutó de noticia nacional a tragedia económica hace 7 años, en el segundo mandato de Cristina Kirchner. Había movilizado 3.000 personas, pero "una serie de desinteligencias" lo dejó en nada.

Entre 2015 y 2019, hubo negociaciones con la empresa. Se redujo el proyecto a un tercio del original, pero seguía sin ser factible. Pasaron dos años sin que Vale consiguiera un socio y en 2017, el Gobierno empezó a apurar al privado para que hubiera una definición.

"La mejor alternativa era que la Provincia tomara control del proyecto y saliera a buscar un socio", explicó Guiñazú. El preacuerdo respectivo se selló en junio del año pasado, pero después sobrevino una auditoría que duró seis meses para revisar aspectos legales, financieros y ambientales.

"Salvamos los derechos mineros, rescatamos estudios de impacto ambiental y permisos de uso de agua, y 80.000 hectáreas con todo lo construido", celebró hoy el subsecretario de Minería. Pero todos saben que el saldo sigue siendo negativo y que arrancan ahora nuevos desafíos.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?