Con la ley postergada, el Gobierno vuelve a la carga con el debate educativo

Con la ley postergada, el Gobierno vuelve a la carga con el debate educativo

Desde el 26, el Congreso Pedagógico Provincial 2020-2021 será el ámbito donde están convocados todos los sectores de Mendoza a sumar ideas, críticas y propuestas. El objetivo de la cartera conducida por José Thomas es poner en discusión la educación sin atarlo a una futura norma.

Rubén Valle

Rubén Valle

Luego de presentar públicamente el proyecto para una nueva Ley de educación provincial, al cabo de unas semanas el sostenido rechazo de sectores gremiales llevó al gobernador Rodolfo Suarez a postergar esa discusión para el año próximo. Una decisión que también pretendía ser un gesto político: priorizar el debate por la calidad educativa y cuando estén dadas las condiciones (situación sanitaria bajo control, diálogo asegurado con gremios y referentes del sector) volver a la carga con una norma que aggiorne la educación de Mendoza.

Un primer paso ese replanteo de cómo abrir el juego en un tema considerado "de alta importancia" para la gestión es poner en marcha el Congreso Pedagógico Provincial Mendoza 2020-2021, pero sin atarlo a la futura ley. Allí la comunidad educativa y la sociedad mendocina en general están convocadas a "reflexionar, intercambiar experiencias y formular aportes en el marco del proceso de construcción de la educación provincial que queremos alcanzar", como se plantea en el sitio web creado para este evento.

"El Congreso es un espacio de debate que queremos poner en agenda para iniciar un diálogo con toda la sociedad, no sólo con los miembros de la comunidad educativa. Por eso estamos invitando a una amplia participación para escuchar las más variadas voces", explica Ana Martiarena, jefa de gabinete de la DGE.

Ana Martiarena.

En cuanto a la amplitud de la convocatoria, la funcionaria pone el acento en que "la educación nos atraviesa en cualquier punto de nuestra vida, por eso decimos que este espacio está apuntado a toda la sociedad. Cualquier ciudadano puede participar inscribiéndose en la página del Congreso, ya sea como oyente, o como expositor si se considera que tiene un tema pertinente a los ejes propuestos. Ya hemos recibido varios aportes de ciudadanos que no son docentes". 

Con el objetivo de "dar un debate rico", desde el 26 de noviembre y por cuatro jueves consecutivos se irán proponiendo distintas instancias de participación, diálogo, reflexión e intercambio de conocimientos.

El arranque será con el eje Educación en nuevas tecnologías, el 3 de diciembre se desarrollará el de Educación, inclusión y calidad. El 10, Educación y formación docente, y el 17 el cierre con Educación e innovación pedagógica

La mecánica de cada encuentro incluirá entrevista a un especialista nacional, un conversatorio "en vivo" con especialistas locales en la temática del día y ponencias que se irán compartiendo en el día correspondiente. A posteriori, habrá foros de discusión para capitalizar y potenciar las distintas propuestas que se hayan propuesto en cada jornada. 

Hasta el momento hay 2.146 inscriptos (no hay fecha de cierre para sumarse) y 50 expositores confirmados. 

"Es importante aclarar que esta actividad no está atada a la futura ley. Quisimos preservar el Congreso para el debate de la educación y de puesta en valor de lo que es la buena práctica académica, pero también de la actividad territorial. Por supuesto, uno espera que se den debates tan ricos acerca de la educación que puedan servir para el borrador de una futura ley". 

Respecto de los habituales reparos que pone el SUTE u otros sectores gremiales, la funcionaria considera que no hay motivos para ello: "Participar del Congreso Pedagógico es voluntario. Tampoco está incluido como jornada institucional. La idea es que funcione como un espacio permanente de intercambio, por eso incluye el período 2020-2021, para que tenga continuidad en el tiempo. Son cuatro ejes muy grandes, que no se resuelven ni en un día ni un año". 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?