El juez para "acelerar" causas de los jubilados que demoró 10 años

El juez para "acelerar" causas de los jubilados que demoró 10 años

El Juzgado Federal 4 fue creado por ley en 2010 ante el colapso del Número 2, pero recién ayer aprobaron el pliego de la magistrada que estará a cargo. Será para atender las causas previsionales y tributarias, que hasta el año pasado ascendían a 157.000 ¿Cuántos habrán muerto esperando Justicia?

Juan Carlos Albornoz

Juan Carlos Albornoz

Las noticias decían, ya en enero de 2010, que a Mendoza le hacía falta un nuevo juzgado federal porque estaba "al borde del colapso". Pero ese juzgado creado por ley jamás entró en acción en una década ¿Qué palabra podrá reflejar, en octubre de 2020, la situación judicial?

Pasaron 10 años sin que el Gobierno Nacional y el Senado designaran un juez para el nonato Juzgado Federal Número 4. Se trata de Susana Pravata, quien ayer, al fin, tuvo los votos para ser designada y ponerlo en marcha.

Sus competencias serán las causas previsionales y tributarias. Le espera una tarea ardua: hasta el año pasado habían 157.000 causas en las secretarías Tributaria y Previsional del Juzgado Federal 2.

¿Quién no ha escuchado alguna vez a un jubilado quejarse de que el juicio que le hizo al Estado por la mensualidad que recibe no sale? ¿Y aquellos viejos que se murieron esperando la mejora en sus haberes? Todo tiene una razón, o un número: las 157.000 causas acumuladas lo explican.

Demorar estos juicios es una silenciosa arma letal contra los jubilados. No es simple burocracia: los juzgados se tapan de expedientes y quedan imposibilitados de avanzar.

Pero si no se nombran nuevos jueces para atenderlos, el Estado Argentino, frecuentemente quebrado, zafa de afrontar sumas que no tiene. El colapso se convierte entonces en una solución perversa, pero efectiva.

Por eso no fue realidad hasta ayer el juzgado para causas previsionales. Se lo creó en 2010 ante el espanto de que el Juzgado Federal Número 2, tuviera una acumulación de 9.000 causas al año. En 2019, este mismo juzgado tenía 200.000 causas en trámite ¿Qué expresión podía caber entonces? ¿Desesperación? Ni eso: una especie de resignación.

Encima, el Juzgado Federal N2 y su montaña de expedientes se quedaron sin juez hace un tiempo. Estuvieron a cargo de un pintoresco juez subrogante (el tucumano Juan Carlos Nacul) que hizo las maletas a fines del año pasado y se fue a trabajar a San Luis. 

El nuevo titular del Juzgado N2 también fue elegido ayer por el Senado Nacional y se llama Pablo Quirós. Los jueces están y también hay un edificio inaugurado en 2018 en calle España para los juzgados 2 y 4. Sobre lo que hay dudas es respecto del personal ¿Crearán más cargos para que estos dos juzgados puedan funcionar adecuadamente? Gran pregunta.

La rosca política, mientras tanto, hizo su aporte para que el inicio de las soluciones demoraran un poco más. Los aspirantes a jueces de los juzgados 2 y 4 ( Sebastián Soneira y Daniela Morcos) habían cumplido todos los requisitos el año pasado y solo faltaba que los votara el Senado. Pero una crisis interna inesperada en el peronismo (la ida del entonces jefe de bloque Miguel Pichetto) paró todo.

Llegó Alberto Fernández y cambió los nombres, porque hay que acostumbrarse a la "natural" aspiración de que cada presidente nuevo tenga sus propios jueces. Así son las cosas.

No apareció ninguna nueva traba esta vez, por suerte, y el famoso juzgado federal número 4 tendrá finalmente titular. Diez años después y con mucha gente que se murió esperándolo.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?