Con la disidencia de Suarez, Alberto Fernández impone restricciones para Mendoza

Con la disidencia de Suarez, Alberto Fernández impone restricciones para Mendoza

Mendoza fue incluida entre las provincias donde impondrán restricciones. El Gobernador está en contra. Aún no definen en qué departamentos de la provincia se impondrá el aislamiento.

Pablo Icardi

Pablo Icardi

El presidente Alberto Fernández impondrá restricciones a la circulación en 18 provincias, incluída Mendoza y a pesar de la disidencia del gobernador Rodolfo Suarez.  "La restricción de la circulación se aplicará a departamentos y ciudades de las provincias de Chaco, Chubut, Buenos Aires, Río Negro, Neuquén, Jujuy, Salta, Tucumán, Córdoba, La Rioja, Mendoza, Santa Cruz, Tierra del Fuego, Santiago del Estero, Santa Fe, San Juan y San Luis y a la Ciudad de Buenos Aires", explicaron oficialmente desde Casa Rosada.

Fernández hizo el anuncio sin consensuarlo con todos los gobernadores. De hecho, en el cuarto piso de Casa de Gobierno se enteraron de las medidas por televisión. Antes, Suarez dijo que no estaba de acuerdo con la idea de volver atrás e imponer restricciones en Mendoza. "No estoy de acuerdo y marcamos la disidencia. Es una decisión de ellos", explicó Suarez a MDZ. 

Las únicas provincias donde no habrá  limitaciones son Corrientes, Misiones, La Pampa, Entre Ríos, Formosa ni Catamarca. 

Las restricciones tiene que ver con la vuelta al aislamiento social. Esa es la única forma de que Alberto Fernández tome el control de la administración de la pandemia. Para ello el próximo Decreto de Necesidad y Urgencia debería sacar del "distanciamiento" a la Provincia. De hecho, el Decreto que rige cómo se organiza Mendoza no tiene fecha de vencimiento. 

La decisión se tomó sin acuerdo con el Gobernador. Suarez había flexibilizado las restricciones y desde hoy no regía en Mendoza la terminación del DNI para circular entre viernes y domingo y se volvían a permitir las reuniones familiares. 

A pesar del mal trago, desde el Gobierno de Mendoza aseguran que deberán acatar las decisiones que tome el Presidente si se ejecutan a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia. Pero reconocen que se oficializa una ruptura en la relación. Es que hasta última hora de la tarde hubo charlas entre los dos gobiernos para tratar de llegar a un acuerdo que nunca existió. 

 

El Presidente no fue claro, pero sugirió que se tomarán medidas similares a las del aislamiento duro. Y habló de "departamentos", pero probablemente se refería a áreas. En ese sentido, se especula con que podría haber alguna diferenciación entre el Gran Mendoza y el resto de la provincia. Pero aún no está definido en qué departamentos se impondrán las restricciones. "El Gobierno nacional está en conversaciones con los gobernadores para determinar eso. En el Decreto que se conocerá en las próximas 48 horas se darán a conocer los departamentos", explicaron a MDZ desde Casa Rosada. 

El formato elegido para el anuncio generó incertidumbre. En principio se especulaba con que el foco de la conferencia de prensa estaría en otro lugar; más cerca de la flexibilización. Incluso ayer se acordó un plan para el retorno de las clases presenciales. 

Detrás de escena, creen que hay otro objetivo: cambiar la agenda política para que el tema sea nuevamente la pandemia, lo sanitario y el control presidencial. Todo, en el marco de un contexto de crisis económica y financiera que se agudizan. 

Las restricciones serían por dos semanas. Pero hay otro dato clave: cómo va a reaccionar la gente. En Mendoza aseguran que la población no va a responder positivamente. "No van a poder encerrar a la gente", aseguran. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?