Con la ley frenada, ahora los docentes van por el aumento salarial

Con la ley frenada, ahora los docentes van por el aumento salarial

Empoderados por haber logrado un amplio rechazo al proyecto oficial para actualizar la educación provincial, desde los gremios consideran que llegó el momento de sentarse a negociar los postergados sueldos de los trabajadores del sector.

Rubén Valle

Rubén Valle

Una vez confirmado que el gobernador Rodolfo Suarez había decidido postergar el tratamiento del polémico proyecto de ley provincial de Educación hasta el 2021, desde el sector docente no disimularon la sensación de batalla (provisoria) ganada, pero además aprovecharon el empuje logrado por esta infrecuente unidad para avanzar en otra lucha: pelear por un aumento salarial. 

Desde el SUTE, el mensaje fue claro: "Frenar la ley fue una gran victoria en unidad de las escuelas, los y las trabajadoras de la educación con el apoyo de la comunidad y de amplios sectores de la sociedad. Sin embargo, los problemas del sistema educativo no se han solucionado y por lo tanto seguiremos en la calle exigiendo la apertura urgente de paritarias".

El gremio docente sostiene que la situación de los y las trabajadoras "es apremiante" y que la desigualdad se profundizó fuertemente en el contexto de pandemia. Frente a este escenario, vuelve un planteo recurrente desde las filas de Sebastián Henríquez: el Ejecutivo hace meses que no responde ni acusa recibo del pedido de abrir las paritarias para debatir, entre otros temas, el postergado aumento salarial.

Por el lado de los privados, el SADOP también considera que el gobierno de Suarez tiene que sentarse en paritarias para hablar con los trabajadores de la educación. 

A nivel nacional sólo cinco provincias han dado aumentos a los docentes por encima de la inflaciónCorrientes, Santiago del Estero, San Luis, Salta y Buenos Aires.

En un año marcado por las clases a distancia, la principal asignatura pendiente con este sector sigue siendo el salarial. Con un aumento promedio del 39,3%, los sueldos quedaron 3,5 puntos porcentuales por debajo de la inflación en los últimos doce meses, al menos en 19 provincias. 

La Unión Docentes Argentinos (UDA) no se anda con sutilezas y califica a la situación económica del sector como "colapso salarial".  Los salarios docentes de todo el país, asegura ese gremio, "se encuentran por debajo de la línea de pobreza, hoy de $44.521, y en muchos casos más cercanos a la línea de indigencia, de $18.322”.

En medio de la discusión por la vuelta a las aulas, Sergio Romero, secretario general de UDA, fijó posición: “El ministro Trotta debe abocarse de manera inminente a reclamar mayor inversión en educación, pedir reunirse con la Comisión de Presupuesto y Hacienda y requerir que como mínimo se invierta el 6% del PBI”. 

Tanto a nivel local como nacional la percepción de vaso medio vacío es que el ciclo lectivo 2021 va a ser tan complicado como el actual, pero con el plus de que lo salarial seguirá en segundo plano o, directamente, fuera de agenda.

Para abrir el paraguas desde ya y dejar en claro que no habrá una actitud pasiva ante el argumento de la caja en rojo, se viene una nutrida agenda con la consigna #MásParaEducación. Esta incluye asambleas todos los días, caravanazos por región para este jueves y una volanteada y juntada de firmas en las plazas departamentales para el viernes.  

En el SUTE confían en capitalizar la amplia repercusión que tuvo el rechazo al proyecto oficial de una nueva ley de educación para lograr una participación masiva en los reclamos que se vienen. El próximo capítulo se llama paritarias.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?