Casado pidió perdón, pero el peronismo insiste en suspenderla

Casado pidió perdón, pero el peronismo insiste en suspenderla

La diputada del PRO todavía no consigue apagar el incendio que generó con un posteo en Twitter en el que comparó a las víctimas de la pandemia con las desapariciones de la dictadura. El peronismo se reunirá el lunes, pero por lo pronto, mantiene la amenaza de impulsar su suspensión..

Juan Carlos Albornoz

Juan Carlos Albornoz

La diputada del PRO Hebe Casado, todavía no consigue apagar el incendio que generó con un posteo en Twitter en el que comparó a las víctimas de la pandemia con las desapariciones de la dictadura.

Anoche, el presidente del bloque de diputados justicialistas, Germán Gómez, señaló a MDZ que en esa bancada persiste la intención de buscar una sanción contra la legisladora. Los justicialistas terminarán de decidirlo el lunes, en una reunión del bloque.

Por lo pronto, Gómez calificó como "livianas" y "a medias" las disculpas que ofreció hoy la legisladora. También se quejó de que ninguna autoridad legislativa del oficialismo haya cuestionado a Casado por sus expresiones.

En el medio, el peronismo se convirtió en una olla a presión. Gómez, quien es de San Rafael como Casado, asegura que no tiene ninguna motivación personal para castigar a la diputada del PRO, pero que hay muchas voces del partido que se lo piden.

En consecuencia, por ahora, la decisión del PJ seguiría siendo presentar una cuestión de privilegio contra la legisladora para impulsar su suspensión.

El caso de la legisladora cordobesa Patricia de Ferrari, quien fue suspendida por reivindicar el terrorismo de estado para reprimir conductas como la de Juan Grabois, fue el ejemplo más citado.

El peronismo asegura que hay similitudes entre el caso cordobés y el mendocino. En cambio, los radicales creen que el episodio está terminado después de los pedidos de disculpas de Casado, aunque a la vez saben que la polémica continuará por lo menos un poco más.

El PJ, de todos modos, intuye que podría perder una votación en contra de Casado si el oficialismo se mantiene unido en su defensa. Esta debilidad es un contrapeso para el enojo peronista, que no es de ahora: hace tiempo que la diputada del PRO está en la mira del PJ por sus apreciaciones en la red social.

Y a nadie le caben dudas de que no hay alguien que le maneje las redes sociales: es Casado en persona quien consigue indignar a sus adversarios del PJ con cada nueva opinión. Aunque esta vez se le haya ido la mano.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?