La elocuente confesión de Luis Juez sobre Néstor Kirchner

La elocuente confesión de Luis Juez sobre Néstor Kirchner

El diputado nacional cordobés recordó sus épocas de cercanía con el expresidente y cómo la relación terminó luego de varios episodios incómodos provocados por los hechos de corrupción durante el gobierno del santacruceño entre 2003 y 2007.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

A diez años del fallecimiento de Néstor Kirchner, el diputado nacional Luis Juez recordó sus épocas de cercanía con el expresidente y cómo la relación terminó luego de varios episodios incómodos provocados por los hechos de corrupción durante el gobierno del santacruceño entre 2003 y 2007.

A mi me entusiasmó en su momento la figura de Néstor Kirchner, bajo esta idea de reconstruir la Argentina después de la crisis del 2001 en forma transversal con lo mejor y lo nuevo que tenía la dirigencia política. No tengo vergüenza en decirlo, porque todo lo que hice fue con absoluto entusiasmo y cero interés personal”, aclaró el legislador cordobés en conversación con el canal de noticias TN.

Sin embargo, Juez narró el principal motivo que derivó en la ruptura de su relación con Kirchner, cuando aún era intendente de la ciudad de Córdoba en 2007: “Siempre le decía a Néstor que mi límite era la corrupción. Ni bien arrancamos, empezaron a aparecer episodios vinculados con funcionarios del Gobierno nacional, siendo la primera vez con Ricardo Jaime y su enojo porque no quisimos vender la empresa municipal de transporte a un grupo empresarial porteño”. 

“Recuerdo haberle dicho a Néstor que Jaime nos había amenazado de muerte, pero cada vez que iba a plantearle una cuestión que generaba algún ruido, se incomodaba de manera enorme. Siempre me decía ‘Vos sos muy intolerante, Luis. Tenés que ser más práctico’”, añadió. 

En ese sentido, el dirigente de Juntos por el Cambio que también fue candidato a gobernador en Córdoba en 2007 y perdió la elección a manos de Juan Schiaretti, aseguró: “Mi gestión trascendió con muchas dificultades para ejecutar obra pública, porque para cada cosa que queríamos hacer necesitábamos aceptar las condiciones horribles que planteaban. Después nunca más volvimos a hablar”.

“Néstor era un tipo que sin perder la compostura, se enojaba enormemente cuando sacaba el tema de la corrupción”, enfatizó.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?