Quedaron descartadas todas las habilitaciones de los intendentes

Quedaron descartadas todas las habilitaciones de los intendentes

El gobernador confirmó que no podrán abrir jardines maternales ni hoteles alojamiento, debido a que el decreto nacional retrotrajo a Mendoza a una etapa de aislamiento. Aclaró que la apertura de canchas de fútbol cinco estaría fuera de la ley y recomendó "festejar más adelante" el día de la madre.

Juan Carlos Albornoz

Juan Carlos Albornoz

Rodolfo Suarez barrió esta noche con todas las habilitaciones de actividades que habían prometido los intendentes de Gran Mendoza en los días previos al último decreto presidencial sobre la cuarentena. "No van a poder abrir", aseguró, en relación a los jardines maternales y los hoteles alojamiento, entre otras actividades.

"Estaría fuera de la ley" , aclaró incluso respecto de la amenaza de los dueños de canchas de fútbol cinco, que han advertido con abrir, con autorización o no. Todo esto no se trata de todos modos, de una decisión del gobernador . Sencillamente el DNU que firmó el presidente Alberto Fernández retrotrajo a Mendoza de la etapa de distanciamiento social a la aislamiento, con lo cual, en Mendoza no se puede abrir nada que tenga que ver con la etapa anterior.

Eso sí, Suarez consiguió hacer valer en la Casa Rosada la interpretación de que los gobernadores podrían mantener las flexibilizaciones que habían conseguido en la última etapa de ASPO, más allá de que una parte de la misma pieza decía que los gobernadores debían decidir a partir de cuándo. De estos conceptos se valió Suarez en una disputa con la Nación para poder mantener "casi todo igual", es decir, el comercio, parte de las actividades deportivas y los restoranes.

Suarez, en la inauguración de la primera etapa de obras en la ruta 82, hasta los Caracoles de Chacras de Coria, prometió que volverá a la carga con el pedido de nuevas habilitaciones. Aunque claramente, no podrá conseguirlo antes del domingo que viene, que es el Día de la Madre. 

"No creo que lleguemos con las autorizaciones, se festejará más adelante", sentenció Suarez en ese sentido, y recalcó que juntarse con las madres "no está permitido en espacios abiertos tampoco. La única chance de hacerlo será reunirse en un restorán que cumpla con los límites de ocupación (50 por ciento), en grupos de hasta seis personas, porque en los domicilios, con hasta 10 personas presentes, estará vedado.

Suarez había apurado la semana pasada una etapa de DISPO más relajada que la que había hasta entonces, con reuniones familiares, que estaban prohibidas. Unos días después cayó el decreto presidencial que lo obliga a retroceder, así como a los intendentes, y que entre otras cosas suprime las celebraciones religiosas.

Esta noche buscó aclarar, bajó la intensa y flamente iluminación LED de la nueva rotonda de los Caracoles, que su percepción de la existencia de una "meseta" de contagios en Mendoza lo impulsó a favor de las flexibilizaciones. 

Ayer quedó confirmado que la mirada del Gobierno Nacional es mucho menos positiva respecto de la evolución del coronavirus en Mendoza. Incluso con alguna diferencia que empeora, por ejemplo, la disponibilidad de camas de terapia intensiva: 95 por ciento de ocupación dice que hay la Nación, 90 por ciento dice la Provincia.

"Los mendocinos y mendocinas respetan esto de salir lo necesario, de cuidarse, todas estas cuestiones nos hacen tener la particularidad de que es una provincia en la que funciona la economía y tenemos un promedio de casos amesetados, con una meseta alta, muy lejos de lo ideal, pero estamos sosteniendo esta situación. Siempre hablamos de abrir y cerrar lo que sea necesario", sostuvo Suarez esta noche. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?