Dudas, sospechas y mesura en el peronismo tras el anuncio de Alberto

Dudas, sospechas y mesura en el peronismo tras el anuncio de Alberto

La declaración del presidente de volver fases atrás en 18 provincias desconcertó a propios y ajenos. En el peronismo hay quienes aseguran que el gobernador Rodolfo Suarez sabía lo que se iba a anunciar y tuvo la "picardía política" de decretar antes el retorno de las reuniones familiares.

Mariano Bustos

Mariano Bustos

El gobernador Rodolfo Suarez dijo estar sorprendido por los anuncios de Alberto Fernández y en el gobierno aseguran que el mandatario mendocino no había  dado su consentimiento a las nuevas restricciones que impondría el Ejecutivo nacional. Sin embargo, a pesar de ello Suarez firmó una solicitada que respalda la decisión del presidente para "reducir los daños y salvar la mayor cantidad de vidas posibles". Esto ha generado dudas y suspicacias dentro del peronismo mendocino y hay quienes aseguran que el mandatario mendocino está haciendo un "doble juego" tratando de quedar bien con todos y pensando en las elecciones del año que viene.

Específicamente, hay quienes sospechan que Suarez no ha sido sincero al mostrarse sorprendido por las declaraciones del presidente y que incluso intentó despegarse anunciando días antes el fin del control del DNI viernes, sábados y domingos o las reuniones familiares los fines de semana. De esa forma, logró diferenciarse una vez más de Alberto Fernández y evitó el rechazo de un gran sector de la ciudadanía que no ven con buenos ojos la imposición de nuevas restricciones.

No hay dudas de que el escenario de pandemia ha alterado todas las estrategias políticas que se habían planteado a principios de año. El juego cambió de forma abrupta y hay quienes piden sensatez y dejar de lado las especulaciones electorales. En el propio peronismo los intendentes han mostrado una capacidad de diálogo y trabajo con el gobernador que procuran mantener más allá de las diferencias que existen en lo que respecta al manejo de ciertas variables.

En ese punto, los intendentes respaldan la decisión de Suarez de apostar al equilibrio entre economía y salud, pero ven con alarma la tensión que existe en el sistema sanitario. "Cada vez cuesta más encontrar camas", afirma un jefe comunal con preocupación. Por eso respaldan la toma de todas las medidas necesarias para evitar llegar a un punto de tener que elegir a quién se le da un respirador y a quién se deja morir. Aunque eso implique restricciones.

Luego del anuncio presidencial llamó la atención el silencio del peronismo mendocino. Este sábado por la noche el senador kirchnerista Lucas Ilardo salió a expresarse en Twitter y sembró sus propias dudas sobre las declaraciones públicas que ha estado haciendo Suarez en los medios.

"Yo imagino que el gobernador Rodolfo Suarez no ha firmado esa solicitada porque está muy enojado con el presidente por como enfrenta la pandemia. Sería muy raro, o nos estaríamos enterando todos que le dice una cosa a los periodistas y otra al presidente", señaló Ilardo marcando contradicciones.

Consultado por MDZ el presidente del Frente de Todos en la Cámara Alta prefirió no entrar en el terreno de las especulaciones y confesó que la confusión que se ha generado en estos últimos días no es sana para la ciudadanía.

"Es imperioso que el gobernador y el presidente tengan un diálogo fluido. Me incomoda los niveles de desinformación que se han generado en la sociedad por la falta de claridad en el diálogo. Creo que tienen que ser dos personas razonables y sensatas y estoy seguro de que van a pensar en lo mejor para la ciudadanía", expresó el referente del kirchnerismo.

Pero más allá del diálogo, en el peronismo no esconden su preocupación por el nivel de ocupación en hospitales y la cantidad de fallecidos que se informan a diario en la provincia. En este punto, los intendentes del PJ aseguran que están en la trinchera y tienen el pulso de la situación pero sin contar con los datos oficiales del Ministerio de Salud. Pero no solo en lo que respecta a lo sanitario, sino también en lo económico.

Es por eso que no confrontan con el gobernador y adhieren a la concepción de las "dos pandemias" y la necesidad de llegar al equilibrio. Pero reclaman pulso y determinación a la hora de tomar medidas para preservar la salud de los mendocinos. 

"Electoralmente nadie quiere salir a cerrar, pero es importante cuidar la salud y dejar atrás la mezquindad política", expresan desde un municipio conducido por el PJ.

Ilardo también hizo referencia a ese punto y subrayó que Suarez ha contado con el apoyo de la oposición pero está a punto de cruzar el límite y deberá hacerse responsable si eso ocurre. "Respecto a lo sanitario,  Suarez tiene la responsabilidad de tomar las decisiones y hacerse cargo de las mismas. Entiendo que tenga que equilibrar economía y salud e incluso reo que ha tenido el apoyo de la política para tomar esas decisiones. Pero su único límite es que en la provincia nunca se tenga que elegir quién vive y quién muere. Está llegando al 92% de la ocupación de las camas en el Gran Mendoza y está jugando al límite. Es su responsabilidad no llegar a ese punto", sentenció.

Solo resta esperar hasta conocer la letra del decreto que firmará Alberto Fernández para saber qué reglas cambiarán en las provincias que el gobierno nacional entiende que tienen un número preocupante de contagios y decesos. Lo que se supone -en base al discurso del presidente- es que el Gran Mendoza volverá a fase de aislamiento social obligatorio y dejará el "distanciamiento". 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?