Varios intendentes denuncian que les dejaron las cuentas en rojo

Varios intendentes denuncian que les dejaron las cuentas en rojo

A los jefes comunales que ya denunciaron que los intendentes anteriores dejaron sin fondos a los departamentos, se sumó Fernando Ubieta de La Paz que eligió las redes sociales para comunicar que la deuda asciende a $15 millones.

Federico Lemos

Federico Lemos

En las elecciones provinciales del 29 de septiembre del año pasado, varios departamentos cambiaron de color político. En la mayoría de estas comunas, no importa de qué partido se traten, los nuevos jefes comunales denuncian que las gestiones anteriores les dejaron las cuentas en rojo.

Primero fue Raúl Rufeil, el radical que le quitó el mando tras muchos años -16 años- al peronista Jorge Omar Giménez. En diciembre dijo que se encontró solo con $1.500.000 para afrontar gastos que rondaban los $25 millones.

Luego, fue Florencia Destéfanis, la peronista que asumió en Santa Rosa. Ella denunció que su antecesora, la radical Norma Trigo, le dejó un deuda de $30 millones de un compromiso que tiene la comuna con la Afip desde el 2009 al 2016. Luego, la ex reina nacional de la Vendimia volvió a denunciar a Trigo por cobrar junto a sus funcionarios sobresueldos equivalentes al 20% de lo que recibían como mensualidad. Por lo tanto, el perjuicio para las arcas de la comuna sería de $5 millones.

En este caso, Fernando Ubieta denunció este miércoles que en La Paz le dejaron una deuda de 15 millones de pesos. El nuevo intendente comentó que el 31 de diciembre pasado se cerró el ejercicio del 2019 y que con todos los números "hoy puedo brindar esta información. Es necesario dar a conocer balances y de la manera que se va continuar trabajando".

Dicho este preámbulo, indicó que el departamento debe afrontar "una deuda económica de más de 15 millones y tuvimos que gestionar un préstamos para pagar los sueldos y aguinaldo a los trabajadores municipales", por lo que añadió: "Espero en unos meses poder ordenar las cuentas y brindar soluciones".

Luego, señaló que iban a terminar las obras que recibieron "en muy malas condiciones, con deuda, en pleno proceso judicial algunas de ellas y que por este motivo se encuentran paralizadas". Algunas como por ejemplo el Polideportivo Municipal, el Estadio 17 de Octubre y la Plaza del barrio Villa Quiroga.

"La falta de agua es una problemática que data de muchos años y es vital para el desarrollo productivo. En ese sentido, en unos días voy a reunirme con funcionarios de la provincia de San Luis para trabajar en ese sentido", comentó.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?