Fernández versus Macri: "Me impresionó lo que dijo de la deuda"

Fernández versus Macri: "Me impresionó lo que dijo de la deuda"

El presidente sostuvo que lo "impresionó mucho" las declaraciones de su antecesor de que "tomar deuda irresponsablemente" haría "explotar a la Argentina", por lo que consideró "asombroso" que el ex jefe de Estado se expresara con "tanta ligereza" sobre la situación del país.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

El presidente Alberto Fernández sostuvo que lo "impresionó mucho" que el ex mandatario Mauricio Macri admitiera estar al tanto de que "tomar deuda irresponsablemente" haría "explotar a la Argentina", por lo que consideró "asombroso" que el ex jefe de Estado se expresara con "tanta ligereza" sobre la situación del país.

Hizo alusión a las declaraciones que Macri brindó el sábado en una reunión con dirigentes del Pro en Villa La Angostura, en la que hacía alusión a las advertencias que les esgrimía a sus funcionarios respecto a la toma de deuda en los mercados: "Yo les decía, cuidado que yo conozco los mercados. Un día no te prestan más plata y nos vamos a ir a la mierda. Ellos me decían 'no, seguí'. Yo les decía que no se podía tomar deuda eternamente, que había que corregir esto. Después tuvimos una pesadilla de un año y medio".

Según Fernández en declaraciones televisivas citadas por la agencia de noticias Télam, "me impresionó mucho que un presidente diga que él sabía que tomar deuda irresponsablemente iba a hacer explotar la Argentina, que él se dio cuenta en 2017, cuando hizo campaña diciendo que tenía la economía controlada, y que la mejor solución que encontró fue pedir dinero al FMI para pagarle a acreedores y usó el dinero para cualquier cosa menos para pagar esa deuda".

"No entendí muy bien si estaba en un grupo terapéutico o si estaba hablando seriamente un ex presidente que decía semejante cosa, que estaba destruyendo la economía y que siguió adelante con su lógica destructiva", aseveró en un fuerte tono crítico.

En ese sentido, insistió en que "tal vez estaba en una suerte de momento de confesión ante los propios, pero que los argentinos escuchen que un presidente actuó con semejante irresponsabilidad es francamente asombroso", y añadió: "En eso no tengo nada que ver".

"Necesitamos una definición medianamente rápida sobre la deuda"

Respecto al tratamiento de la deuda que lleva adelante el Gobierno nacional, Fernández recalcó que que Argentina necesita una "definición medianamente rápida" sobre la deuda externa y sostuvo que "hablar" sobre esa materia "complica el escenario", por lo que afirmó que en el Gobierno son "cuidadosos" y tienen "reservas".

"Estamos frente a una negociación y, como tal, debemos ser cuidadosos y mantener ciertas reservas porque cualquier cosa que se diga puede significar algo que despierte expectativas o malestares indebidos", consideró el presidente argentino.

Ante el viaje del ministro de Economía Martín Guzmán a Nueva York, donde hoy transmitirá la voluntad de pago ante el inminente inicio del proceso de reestructuración de deuda, el mandatario sostuvo que el país necesita una "definición medianamente rápida" en ese sentido. Sobre las tareas de comunicación en esta cuestión, aclaró: "Sólo actúa Guzmán y yo soy el otro posible vocero. Conozco lo que está haciendo, pero tratamos de ordenar las cosas para que no pase esto que pasa tan recurrentemente en Argentina de que se empieza a especular, hablar y hacer confabulaciones, y eso sólo complica el escenario".

"Las posibilidades de pago de la deuda se hacían virtualmente imposibles de cumplir. Le expliqué al primer ministro de Israel (Benjamin Netanyahu) cómo eso había funcionado con cierta negligencia de los que dieron los préstamos y una enorme irresponsabilidad del Estado argentino, y también con cierta complacencia del FMI", relató.

Al respecto, el mandatario ratificó su plan de que el FMI le dé al país la "oportunidad de crecer, poder exportar, juntar dólares y poder pagar pero, antes que nada, sacar a los argentinos de la crisis social".

Proyectos legislativos y jubilaciones

Por otro lado, Alberto Fernández indicó que el proyecto de ley de Sostenibilidad de la Deuda Pública, que el Congreso tratará en sesiones extraordinarias, incluye el "pedido de habilitación a renegociar una serie de títulos que han sido emitidos con una prórroga de la jurisdicción". "Son títulos que establecen que, en cualquier conflicto, el diferendo puede ser resuelto en Nueva York, y estamos pidiendo autorización para que, ante cualquier revisión de esos títulos, tengamos la autorización de mantener esa jurisdicción", describió.

También confirmó que en el curso de "estos días" se enviará el proyecto de reforma de las "jubilaciones de privilegio del Poder Judicial y diplomáticos, para ordenar eso que, en verdad es un problema", según indicó. Lo mismo expresó sobre la iniciativa para debatir una Ley de Góndolas: "No podemos seguir indexando la economía y los precios de los productos básicos que consumen los argentinos", dijo.

Además, el Presidente consignó que el Gobierno tiene en "proceso de elaboración" la ley de reforma de la Justicia Federal y el envío al Senado de los pliegos de los embajadores designados en las distintas sedes diplomáticas.

Por último, Fernández aseguró que el "objetivo" del Gobierno es que "en abril todos los jubilados reciban un aumento", e incluso deslizó que "es posible que los que están más abajo (jubilaciones menores) reciban un adicional", y explicó que en esa línea están "trabajando" desde el gobierno nacional.

"Los adicionales son sumas fijas, y eso nos permite controlar un poco más el gasto público y los efectos fiscales de estos aumentos", profundizó Fernández.

Enseguida dijo que "Argentina tiene que crecer, pero las cuentas públicas deben ordenarse", aunque ratificó que "los jubilados van a tener el auxilio primero".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?