Qué obras podrían anularse en Mendoza por el recorte y cuáles zafarán

Qué obras podrían anularse en Mendoza por el recorte y cuáles zafarán

El Gobierno nacional hace un recálculo de las obras por falta de recursos. Los proyectos que aún no se inician, quedarían más relegados. Las que tienen financiamiento internacional podrían seguir, aunque hay dudas con la contraparte local.

MDZ Política

MDZ Política

El Gobierno nacional ejecutará un fuerte recorte a  los planes de obras públicas para buscar un mejor resultado fiscal. La poda es por $67.000 millones y afecta a todo el país, pues el área que más sufrirá el recorte será Vialidad Nacional, que tiene muchos proyectos en las provincias. 

En ese plan, los primeros en salir de las previsiones son los proyectos que no se iniciaron aún y que ahora quedarán más rezagados. Mendoza también deberá ponerle freno a alguno de sus "sueños" por el recorte. Es que muchas de las obras viales que se habían proyectado dependían de recursos nacionales. Otras, podrían quedar vigentes gracias a que tienen financiamiento de organismos internacionales, como ocurre con todo el corredor de la Ruta 7, que tiene financiamiento del BID. 

El recorte no fue anunciado oficialmente pero ocurre de hecho por la prórroga del Presupuesto nacional. Todo puede cambiar en marzo: esa fecha es la que se puso como límite la Nación para renegociar la deuda. Luego podría haber un nuevo Presupuesto o un recálculo de recursos. Claro que nadie es optimista porque las proyecciones no dan bien. Solo en vialidad, el recorte es de $22 mil millones. El recálculo financiero y político dependerá del diálogo entre las provincias y la Nación, algo en lo que Mendoza tiene un problema.

Las que corren riesgo

Una de las que deberá esperar es la autopista Mendoza - San Juan. Es una de las obras más anheladas por el volumen de tránsito que tiene el corredor y el deterioro de la calzada. Del lado mendocino de la obra no se ha movido una piedra: aún no se ejecutan las expropiaciones que son necesarias y tampoco estaba firme el financiamiento.

En San Juan, en cambio, los trabajos sí avanzaron. Ya se inauguró un tramo y otros están en ejecución, pero con muchos problemas. De hecho el gobernador Sergio Uñac  reclamó ante la Nación la falta de pago de esa obra, que había sido financiada provisoriamente con recursos propios. Incluso hasta se amenazó con ir a la Corte Suprema. Una de las empresas que sufrió las consecuencias de los atrasos en los pagos es la mendocina Green, que entró en convocatoria de acreedores. Las que siguen

Mendoza dependerá más que nunca del financiamiento internacional para poder ejecutar obras nuevas. El contexto financiero no ayuda a l Gobierno de Suarez y tampoco el político. Por eso apuestan todo a la sanción del Presupuesto 2020, que incluye un pedido de endeudamiento por 300 millones de dólares para obras. 

A pesar del recorte, hay obras que en Mendoza seguirían porque tienen financiamiento internacional. Es el caso de la ruta 82 para renovar por completo el trazado que va hacia Cacheuta. También las reformas en la ruta internacional 7. Esa megaobra tiene varios tramos. Uno de ellos está en plena ejecución en el Este. Se trata de la variante Palmira, que desviará el tránsito pesado entre San Martín y Luján. También está en proceso de licitación la reforma del túnel ferroviario del Paso Cristo Redentor. En ese caso hay algunas dudas, porque si bien una parte de la obra tiene financiamiento del BID, la contraparte local debe aportarla el tesoro nacional a través del el Fondo del Tesoro de la Nación. Nuevamente, depende de la voluntad y los recursos que transfieran desde Casa Rosada. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?