Piedemonte: el Gobierno cree que el enojo de De Marchi es "una picardía"

Piedemonte: el Gobierno cree que el enojo de De Marchi es "una picardía"

El secretario de Ambiente, Humberto Mingorance intentó de todas las formas posibles de evitar echar leña al chisporroteo lanzado por Luján. Pero dejó en claro que "nos hemos intercambiado audios con el intendente y se ha confundido, porque le área del Piedemonte tiene una ley provincial y el organismo que aplica es la Secretaría de Ambiente. Es decir, que si Luján ha avanzado, deberían habernos consultado a nosotros. Pero de todos modos -acotó- nos parece bien que Luján esté trabajando, porque estamos hablando el mismo idioma. Lo vemos solo como una picardía política".

Luego de que MDZ contara que el Ejecutivo provincial tiene listo un decreto para suspender todos los nuevos pedidos de autorización para barrios en la zona del piedemonte, la Municipalidad de Luján de Cuyo informó que el Decreto Nro. 219/19 presentado por el gobierno provincial, "fue dictado en forma inconsulta y sorpresiva". Para el Gobierno, la reacción del intendente Omar de Marchi "es una picardía, porque saben que venimos trabajando juntos en el ordenamiento y hablando el mismo idioma" en este tema. Así lo señaló a MDZ anoche el secretario de Ambiente, al enterarse del sorpresivo cruce con escueto comunicado por parte de la comuna lujanina, gobernada por el contrincante interno del candidato de Alfredo Cornejo, Rodolfo Suarez, para sucederlo.

Sin embargo, en Casa de Gobierno -ya fuera de Ambiente, inclusive- dan cuenta que "hay mucha gente haciendo muchos esfuerzos tratando de ordenar el desastre que se dio en el piedemonte, inclusive en Luján, en la anterior gestión del propio De Marchi".

Mingorance intentó de todas las formas posibles de evitar echar leña al chisporroteo lanzado por Luján. Pero dejó en claro que "nos hemos intercambiado audios con el intendente y se ha confundido, porque le área del Piedemonte tiene una ley provincial y el organismo que aplica es la Secretaría de Ambiente. Es decir, que si Luján ha avanzado, deberían habernos consultado a nosotros. Pero de todos modos -acotó- nos parece bien que Luján esté trabajando, porque estamos hablando el mismo idioma. Lo vemos solo como una picardía política".

"Los estudios de Luján y los nuestros, son compatibles, así que no tiene destino pelearse por esto. Nos preocupa que hace 30 años se dejó que creciera el piedemonte en forma irregular y ahora se está reorganizando todo. Esta tarea está por encima de las cuestiones políticas y partidarias, ya que hay que hacer cumplir las leyes y nada más", dijo. "No hay ningún conflicto con Luján", subrayó Mingorance, al señalar que "esa zona es una sola unidad ambiental que no se puede fragmentar por municipios porque es un mismo ecosistema al que hay que darle una mirada integral y no parcial, desde límites de separación administrativa".

¿Querés recibir notificaciones de alertas?