Atacado por "el cholulismo" Evo marchó con las Madres de Plaza de Mayo

Atacado por "el cholulismo" Evo marchó con las Madres de Plaza de Mayo

El expresidente participó de la marcha número 2.176 junto a las Madres de Plaza de Mayo y caminó junto a Hebe de Bonafini a lo largo de una ronda con más convocatoria de lo habitual. Una invasión de fanáticos no le permitió caminar.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

Con un fuerte operativo de seguridad que resultó insuficiente para contener a los presentes, el expresidente de Bolivia, Evo Morales, acompañó este jueves a las Madres de Plaza de Mayo en su ronda número 2.176 pero "no lo dejaron marchar", según manifestó la titular de la asociación, Hebe de Bonafini.

El dirigente aimara se acercó a la emblemática plaza bajo la custodia de un opertativo de seguridad que se vio sobrepasado por la multitud que se presentó en el lugar para manifestarle su  apoyo.

De hecho, Morales no logró completar la vuelta a plaza, algo que Bonafini no quiso dejar pasar. "Compañeros y compañeras, tengo vergüenza porque no saben escuchar. Evo vino y no lo dejaron marchar", criticó y remató: "La Plaza es marcha, no es cholulismo de una foto con Evo".

Por su parte, la Asociación Madres de Plaza de Mayo aprovechó la presencia de Evo Morales para manifestarle su apoyo y condenar "el golpe maldito" en Bolivia. El expresidente fue más allá y habló incluso de una dictadura.

"Mi respeto y admiración a las Madres de Plaza de Mayo, tantas marchas por la vida, por la democracia. Aprovechó esta oportunidad para agradecerles a las Madres, al pueblo argentino, al Gobierno, por acompañar la lucha contra la dictadura en Bolivia", dijo Morales, mientras lo aplaudía una multitud de la comunidad boliviana en Argentina y militantes de La Cámpora, ATE y la CCC.

Morales también se mostró preocupado porque en su país se "está sufriendo, hay personas que lo padecen, personas asesinadas, compañeros en los hospitales". En el mismo sentido, Bonafini comparó el golpe sufrido por Bolivia con el sufrido por Venezuela por parte de Estados Unidos, según consignó. "Miremos como Maduro defiende a Venezuela a capa y espada", expresó.

Treinta minutos después de haber llegado, el expresidente partió en un auto con custodia al que despidieron los cientos de presentes al grito de: "¡Viva la Argentina!, ¡Viva Evo Morales!, ¡Viva el presidente Alberto Fernandez!, ¡Viva Cristina!, ¡Viva Latinoamérica!, ¡Fuera los yankees!"

Evo Morales está refugiado en Argentina desde el 12 de diciembre.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?