El tejido de alianzas que se mantiene en el gabinete de Suarez

El tejido de alianzas que se mantiene en el gabinete de Suarez

El gobernador Rodolfo Suarez mantuvo buena parte del equipo de Cornejo. Hay áreas clave donde cambiaron los "jefes", pero siguen los equipos de gestión. Las claves de esa continuidad.

Pablo Icardi

Pablo Icardi

Los últimos días de Alfredo Cornejo en el cuarto piso de Casa de Gobierno estuvieron cargados de nostalgia. Algunos ajustes de último momento, muchas llamadas a Buenos Aires y fotos con mucha gente en el despacho. La mudanza fue discreta; las gestiones suya y de Rodolfo Suarez se solaparon. A la par, otros funcionarios (no muchos en realidad) hicieron sus “valijas” para dejar los despachos. Pero otros se quedaron solo a esperar al nuevo jefe.

Hay ministerios y áreas de Gobierno que trascendieron a Cornejo y quedaron casi idénticas en la sucesión de gobierno. Más allá de la conformidad que pueda existir por el desempeño en los cargos, esa decisión esconde también una estrategia de alianzas dentro del oficialismo y también que Cornejo seguirá teniendo al alcance de su teléfono cualquier dato fresco del Estado provincial.

El caso más trascendente es el del Ministerio de Seguridad. El esquema es idéntico al que tenía Alfredo Cornejo. Salvo, claro, el Ministro. Gianni Venier dejó el cargo para darle su lugar a Raúl Levrino. Pero hacia abajo el organigrama de Seguridad sigue sin cambios; sobre todo en los cargos estratégicos. Aunque Venier era el ministro, Cornejo era omnipresente en Seguridad y eso le daba otra impronta. El exGobernador seguía personalmente lo que ocurría en el edificio de calle Salta de Godoy Cruz, así como lo que pasaba en Tribunales.

Hugo Sáncez, junto a Levrino.

En ese esquema hay tres funcionarios clave. Uno es Hugo Sánchez, que seguirá como jefe de gabinete de Seguridad. Sánchez acompañó a Cornejo en su gestión como Ministro de Seguridad y desde entonces es uno de los cerebros de los planes en el área; sobre todo en el análisis de datos, la planificación y la estrategia de abordaje. Incluso cuando Cornejo migró a la Municipalidad de Godoy Cruz Sánchez lo acompañó en la gestión comunal, pero dejó el ojo puesto en Seguridad para analizar lo que hacía el gobierno del PJ y también armar un plan propio. En su gobierno se mantuvo allí y estuvo detrás de algunas de las estrategias propias de análisis de la situación, como el “mapa del delito” que Cornejo usaba para evaluar el tema. Ahora seguirá en la gestión de Suarez.

El otro es Néstor Majul, un polirubro dentro de la gestión Cornejo y encargado de “meterse en el barro” de la gestión. Majul seguirá como subsecretario de Relaciones Institucionales, un virtual viceministro de Seguridad. Es un “funcionario de calle”, en un sentido amplio. Es que no lo es solo por recorrer barrios, estadios y zonas calientes. Sino también por tener presencia en los pasillos de la Legislatura, municipios o cualquier lugar que requiera de rosca política o supervisión del Ejecutivo. Ese era el rol en la gestión anterior. Con Suarez deberá crear ese vínculo de confianza que gestó con Cornejo luego de que en Godoy Cruz hicieran un enroque con Cobos: en aquella época llegó Majul y migró temporalmente al Senado de la Nación Tadeo García Zalazar. Desde entonces, Majul se convirtió en un comodín político para Cornejo.

Cornejo seguía minuto a minuto lo que pasaba en Seguridad. En el video, por ejemplo, cuestionaba a Jaque.

El otro integrante de la "triada" de poder en Seguridad ya es conocido: el jefe de policías Roberto Munives, que sigue sumando tiempo a su record en continuidad. Pero además, continúan desde el director de Administración, Marcelo Penutto, y el director de Defensa Civil, Daniel Burrieza, pasando por el director de las cárceles, Enrique Orellana y el director de Investigaciones, José Vega En Relaciones con la Comunidad sigue la capitalina Milagros Suarez y también hay otro que reaparece: Omar Jadur, ex funcionario del área durante los anteriores gobiernos radicales, será asesor letrado.

Hubo otras épocas donde se dieron continuidades en Seguridad. Fue, por ejemplo, cuando Carlos Ciurca dejó ese el cargo de Ministro, pero siguió con fuertes vínculos a través de los funcionarios que le respondían. Ese recuerdo irrita a los radicales, pues aseguran que Cornejo en realidad no pidió por nadie ni tendrá injerencia en la gestión. Además de lo que ocurre en Seguridad, hay allegados al ex gobernador en otras áreas clave del Gobierno y en organismos extrapoder, como el Tribunal de Cuentas, la Contaduría de la Provincia, la Suprema Corte, Irrigación y otros más.

El área social "tercerizada"

La estrategia de alianzas internas que mantiene Suarez también se nota en otro ministerio importante del Gobierno. En Salud y Desarrollo Social la gestión Suarez replica el modelo de Cornejo. Aunque cambió la Ministra, hay un funcionario que sigue y que fue el encargado directo de la gestión sanitaria. Se trata del demócrata Oscar Sagás, que fue uno de los funcionarios más fieles que tuvo Cornejo. Salud fue el área donde más cambios políticos hubo, pero la continuidad de Sagás mantuvo en orden la gestión sanitaria. El “ganso” se mantuvo en el Ejecutivo tras los problemas internos de su partido y ahora seguirá en la gestión de Cambia Mendoza. Incluso a pesar de no haber sido ascendido.

En el mismo sentido, Suarez mantiene la alianza con Libres del Sur y Barrios de Pie. Y les renovó la confianza en un lugar clave: la gestión del área social. Alejandro Verón sigue como Subsecretario y su equipo maneja la asistencia de emergencia en Mendoza. Ese acuerdo le permitió a Cornejo suplir una carencia del gobierno de Cambiemos a nivel nacional: tener arraigo en la calle y en las organizaciones sociales. Mientras en Buenos Aires Barrios de Pie cortaba la 9 de julio, en Mendoza gestionaba la ayuda social oficial. A nivel político ese sector ha sido fiel al radicalismo desde épocas de la “concertación” de Cobos. Con Cornejo, además, se acercaron al poder. La gestión social será aún más importante por la situación que vive el país y la provincia, pero también por la administración de recursos. La Nación declarará la emergencia social y eso podría implicar la transferencia de dinero y otros métodos para enfrentar la Crisis.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?