Investigación

Tres sospechosos detenidos por el secuestro de dos jóvenes futbolistas de Argentinos Juniors

El suceso tuvo lugar a principios de febrero pasado, cuando dos jóvenes, de tan solo 13 y 15 años de edad, fueron víctimas de un violento rapto en el barrio de Villa Soldati. Los detalles.

MDZ Policiales
MDZ Policiales jueves, 18 de abril de 2024 · 12:23 hs
Tres sospechosos detenidos por el secuestro de dos jóvenes futbolistas de Argentinos Juniors
Club Argentinos Juniors Foto: Argentinos Juniors

En una operación llevada a cabo por la Fiscalía Federal N°1 bajo la dirección de Ramiro González, la participación del fiscal Santiago Marquevich, quien lidera la Unidad Fiscal Especializada en Ciberdelincuencia (UFECO) y con el apoyo de la División Antisecuestros de la Policía Federal, este jueves se logró la detención de tres presuntos responsables del secuestro de dos jugadores juveniles del club Argentinos Juniors.

El suceso tuvo lugar a principios de febrero pasado, cuando dos jóvenes prometedores de talento, de tan solo 13 y 15 años de edad, fueron víctimas de un violento rapto en el barrio de Villa Soldati. Abordados por tres individuos, dos de ellos armados, los jóvenes fueron obligados a subir a un vehículo y posteriormente mantenidos como rehenes.

La rápida y meticulosa labor investigativa permitió identificar a los implicados, culminando en un allanamiento en una residencia ubicada en la avenida Regimiento de Patricios, en Villa Lugano, donde fueron arrestados los dos hombres y una mujer sospechosos del delito. Esta última, hermana de uno de los presuntos secuestradores, será indagada junto con sus cómplices en las próximas horas.

Policía de Buenos Aires. Foto: archivo.

Además de la detención de los acusados, las autoridades judiciales solicitaron la recuperación de los objetos robados durante el incidente, entre los que se encuentran los valiosos equipos de fútbol pertenecientes a los jóvenes deportistas, así como sus teléfonos celulares. Se destaca que la investigación reveló detalles sorprendentes, como el hecho de que uno de los sospechosos estaba recibiendo tratamiento por problemas de adicción en un centro de rehabilitación en General Rodríguez, donde finalmente fue detenido.

El momento del secuestro, narrado por las víctimas y corroborado por las investigaciones, refleja la gravedad y violencia del acto delictivo. Los jóvenes fueron interceptados mientras regresaban a sus hogares después de una sesión de entrenamiento, siendo obligados a desbloquear sus dispositivos móviles con el fin de acceder a sus cuentas bancarias y realizar extorsiones económicas a través de aplicaciones de pago.

A pesar de que los secuestradores exigieron inicialmente una suma mayor, se conformaron con un rescate de cien mil pesos, el cual fue transferido a una cuenta bancaria indicada por los criminales. Paradójicamente, la madre de una de las víctimas efectuó la transferencia electrónica, lo que permitió la rápida identificación y posterior detención de uno de los sospechosos.

Archivado en