Corrientes

"La próxima va a ser peor": el estremecedor relato de un cabo abusado y torturado por dos superiores

La víctima, un cabo policial de la localidad de Juan Pujol, Corrientes, denunció a dos oficiales superiores. Los abusos habrían ocurrido a finales de marzo. Los sospechosos están detenidos.

MDZ Policiales
MDZ Policiales sábado, 13 de abril de 2024 · 13:46 hs
"La próxima va a ser peor": el estremecedor relato de un cabo abusado y torturado por dos superiores
Las torturas y abusos eran cometidos en las celdas de la comisaria Foto: Maximiliano Ríos/MDZ (imagen ilustrativa)

La tranquila localidad de Juan Pujol, en la provincia de Corrientes, se encuentra en estado de conmoción tras la detención de un oficial y un sargento de la Policía local, acusados de abusar sexualmente y torturar a un cabo de 31 años en el interior de la comisaría. Este hecho, que habría ocurrido el pasado 28 de marzo, desató indignación y preocupación dentro de las fuerzas de seguridad y en la comunidad misma.

Según relató Clara Belén Arrúa, titular de la Unidad Fiscal de Investigaciones de Monte Caseros, los terribles sucesos tuvieron lugar durante un lapso de al menos dos horas, en las que la víctima, identificada como A., fue sometida a una violencia extrema por parte de los dos oficiales superiores.

El relato del cabo en la denuncia es desgarrador. Todo comenzó cuando, al terminar su descanso, se dirigió al comedor de la comisaría y fue abordado por el oficial F.G. y el Sargento G.I., quienes se encontraban bajo los efectos del alcohol. Sin previo aviso, el oficial comenzó a acosarlo verbalmente, mientras el sargento lo golpeaba violentamente.

Celdas donde se generaron los vejámenes. Foto: imagen ilustrativa.

Según consta en el texto de la denuncia, G.I le dijo frases como “te creés superior a tus compañeros” o “¿qué problemas tenés conmigo?”. A. apenas negaba la acusación hasta que por detrás suyo, apareció en escena el sargento I., quien le propinó golpes en la nuca hasta dejarlo aturdido.

La situación empeoró cuando, después de esposarlo, lo trasladaron al exterior de la comisaría, donde continuaron con las torturas. El joven fue sometido a golpes, humillaciones y abusos sexuales, mientras sus gritos de auxilio caían en el vacío. Los agresores aseguraron que "la próxima iba a ser peor" y amenazaron con culparlo de todo.

Sin conformarse con eso, G.I. se puso de frente a la víctima, lo golpeó nuevamente en las mejillas y le dijo que “no debía contestarle a un oficial”. G I., en ese momento, le sacó el arma reglamentaria al cabo, mientras el sargento le sujetaba las manos. En el comedor, como testigos, estaban presentes otras dos cabos, a quienes el sargento I. les ordenó que se retiraran del lugar “porque no podían ver eso”.

“Continuando así la grave tortura desmedida, G.I. bajó el cierre del pantalón del cabo, introduciendo su mano izquierda, hasta llegar al tendón de la pierna izquierda, rozándole los testículos, presionándolo hasta lograr un dolor intenso que hizo exclamar a A. por favor que se detenga entre gritos y llantos”, dice la denuncia.

Calabozos de la comisaria. Foto: imagen ilustrativa.

Tras la denuncia realizada al día siguiente por el cabo, la fiscal Arrúa inició la investigación, solicitando la prisión preventiva de los acusados, la cual fue concedida por el juez de Garantías de Monte Caseros, Eduardo Alegre. Los agresores permanecerán en prisión hasta que culmine la investigación y el juicio.

Por el momento, los acusados se negaron a declarar por consejo de su defensor. La víctima es representada por el abogado Gustavo Briend, un reconocido letrado de la provincia, recordado en los últimos meses por representar a la familia de Cecilia Strzyzowski, la joven asesinada en Chaco por el clan del líder piquetero Emerenciano Sena.

Los agresores, en tanto, permanecerán en prisión hasta que culmine la investigación y el juicio.

En medio de este horror, la víctima, que recibió contención tanto del Ministerio Público Fiscal como de la provincia y la Policía, enfrenta el difícil proceso de recuperación. 

Archivado en