Denuncia penal

La sorpresiva autorización que recibieron los jugadores de Godoy Cruz imputados por abuso sexual

Los abogados que representan a la víctima de abuso sexual buscan que el Ministerio Público Fiscal sea más riguroso con los imputados Julián Encina y Exequiel Tejada, quienes están en libertad.

Leonel Alesci
Leonel Alesci martes, 20 de febrero de 2024 · 07:08 hs
La sorpresiva autorización que recibieron los jugadores de Godoy Cruz imputados por abuso sexual
Dos jugadores de la reserva del Tomba están imputados por abuso sexual con acceso carnal Foto: Godoy Cruz Antonio Tomba

Julián Encina Antequera (19) y Exequiel Rodrigo Alexis Tejada (18), los dos jugadores de la Reserva del Club Deportivo Godoy Cruz Antonio Tomba imputados por "abuso sexual con acceso carnal agravado por la participación de dos personas", solicitaron a través de sus abogados autorizaciones para viajar a Buenos Aires con el plantel del bodeguero que disputará este miércoles desde las 17 horas la segunda fecha de la Copa Proyección ante Lanús, en condición de visitante.

A raíz de esto, el fiscal Darío Nora, quien ya había ordenado la liberación bajo fianza de los presuntos abusadores, avaló el viaje de los jugadores del Expreso. Esto no cayó para nada bien en el entorno de la víctima y en sus abogados representantes, puesto que entre las condiciones fijadas para recuperar la libertad tanto Encina como Tejada tenían prohibido salir de la provincia de Mendoza sin autorizaciones, salvo excepciones muy puntuales, que por la gravedad del delito por el cual están acusados es poco frecuente que sean otorgadas. Ambos arriesgan una pena de 8 a 20 años de prisión y, en las últimas pruebas incorporadas a la causa, se comprobó el análisis positivo de ADN de ambos. 

En este contexto, el equipo de abogados que representa a la joven solicitó que queden sin efecto los permisos de viaje. Aseguran que -inexplicablemente- no está probado en el expediente la relación laboral de los imputados con el Club Deportivo Godoy Cruz Antonio Tomba, algo que no ha sido requerido aún por el Ministerio Público Fiscal. En este sentido, precisan que no está acreditada la necesidad de realizar el viaje ya que se desconoce si la relación de trabajo de los sospechosos con la institución es gratuita o remunerada. Si no está presentado el contrato profesional entre jugadores y la entidad, ¿qué tan imprescindible es que viajen? "No alcanza con que figuren en Promiedos", le comentaron a MDZ

Julián Encina, imputado por "abuso sexual agravado por acceso carnal y por ser cometido por dos personas", delito que conlleva una pena de 8 a 20 años de prisión efectiva. Foto: archivo.

Entre otras "irregularidades", tampoco hay detalles de dónde se hospedarán durante la estadía, qué actividades harán durante la misma además de lo vinculado a lo estrictamente deportivo (vale recordar que el hecho por el cual están acusados ocurrió, según consta en el expediente, luego de una salida nocturna a un boliche) y qué persona del club se hace responsable de la situación. Por esto, solicitaron que se deje sin efecto las autorizaciones otorgadas y no se vuelvan a otorgar. Aseguran que el Ministerio Público Fiscal ha sido minucioso a la hora de solicitar información sobre la terapia psicológica de la víctima pero no así al requerir a la defensa de los imputados la documentación necesaria para otorgar permisos. Explican también que -al día de la fecha- no han sido incorporados a la causa los domicilios reales actuales de Encina y Tejada, quienes según la defensa viven en San Rafael, pero entrenan diariamente en el Gran Mendoza.

Enzo Tejada, imputado por "abuso sexual agravado por acceso carnal y por ser cometido por dos personas", delito que conlleva una pena de 8 a 20 años de prisión efectiva. Foto: archivo.

Fuentes informaron a MDZ que fue pedido al Ministerio Público Fiscal que solicite al Club Deportivo Godoy Cruz Antonio Tomba que informe sobre el vínculo contractual (inicio, duración, categoría, por ejemplo) de Encina y Tejada y que precise si la institución cuenta con protocolos o políticas de género para estas situaciones o cualquier delito en contexto de violencia de género. Además, si se ha tomado alguna medida disciplinaria en relación al hecho y si se ha puesto en conocimiento a la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) sobre la imputación.

De momento, el club ni siquiera ha publicado un comunicado oficial sobre los hechos de público conocimiento. Tampoco lo hizo con el caso de Claudio David Famar, el profesor de hockey sobre patines que cuenta con múltiples denuncias por abuso sexual.

El episodio ocurrió el 20 de octubre de 2023 entre las 6 y las 8 de la mañana. La víctima se presentó a declarar apenas un puñado de horas después, brindando datos precisos e identidades, y los jugadores fueron imputados el 22 de noviembre de 2023. El domicilio donde sucedió hasta este momento no ha sido allanado en busca de pruebas y, pese a que los sindicados se enfrentan a una pena de 8 a 20 años de cárcel, por lo cual no podrán cumplir la condena fuera de un penal en caso de ser encontrados culpables, se les otorgó el mantenimiento de libertad el 10 de noviembre sin que ningún abogado lo solicitara hasta ese momento.

Los pedidos de mantenimiento de libertad recién fueron presentados el 17 de noviembre, siete días después de que esto ya estuviese resuelto sin que se realizaran las medidas para verificar que no existía riesgo de fuga, como por ejemplo la constatación de los domicilios de los jugadores o una encuesta ambiental a los vecinos de estos, entre otras.

El caso

La joven denunció en octubre de 2023 que el día 20 de ese mes, después de las 6 de la mañana, fue víctima de una violación en calle 9 de Julio al 300, de la Ciudad de Mendoza. Según declaró la chica (el mismo día del hecho), había salido de Wish -local bailable ubicado en calle San Martín- con una amiga, y tras caminar algunos metros en busca del auto en el que habían llegado, se cruzaron con los jugadores de la reserva de Godoy Cruz, quienes también habían ido al citado boliche. 

Hablaron solo algunas palabras, ya que la víctima estaba apurada por cambiarse de ropa e irse a trabajar. Ante esto los deportistas le manifestaron que estaban cerca del departamento de ellos, por lo que ella podía ponerse su vestimenta laboral allí. La amiga de la denunciante se fue y los tres pasaron al domicilio. Una vez en el interior, la llevaron hasta una habitación y entre los dos la habrían abusado sexualmente con acceso carnal. Incluso, le taparon la boca para que no se escucharan los gritos. Tras el ataque, la víctima fue caminando hasta su trabajo y contó lo sucedido a una compañera. Fue acompañada hasta una comisaría, donde al mediodía le tomaron la denuncia. Allí aportó datos de testigos y prendas de vestir que tenía puestas (en las cuales encontraron muestras genéticas de los imputados), entre otros detalles.

Archivado en