Sin heridos

Máxima tensión por un motín y toma de rehenes en una comisaría durante la madrugada

El motín comenzó en la noche del jueves y se prolongó durante varias horas. Los presos, que aparentemente querían fugarse, tomaron de rehenes a dos mujeres policías. Ocurrió en una seccional de Ituzaingó.

MDZ Policiales
MDZ Policiales viernes, 14 de julio de 2023 · 12:36 hs
Máxima tensión por un motín y toma de rehenes en una comisaría durante la madrugada
La situación controlada tras el motín Foto: Télam
Máxima tensión por un motín y toma de rehenes en una comisaría durante la madrugada
Foto: Télam
ver pantalla completa

Una veintena de presos alojados en una comisaría del partido bonaerense de Ituzaingó intentó fugarse y, con ese fin, simuló una pelea en uno de los calabozos para que ingresaran los guardias. La situación derivó en un motín en el que dos mujeres policías fueron mantenidas como rehenes durante cinco horas, hasta que los detenidos las liberaron ilesas. 

El hecho se inició en la noche del jueves, cerca de las 23.30, y se prolongó hasta las 4.30 de esta madrugada en la sede de la Seccional 4t, situada en la calle Portugal 2850, del barrio San Alberto.

Varios presos por distintas causas comenzaron una pelea a golpes de puños en los calabozos, en lo que las autoridades creen que se trató de un plan para propiciar la fuga de 21 presos.

Ante la intervención del personal, los acusados tomaron como rehenes a dos uniformadas -la oficial de servicio de la dependencia y una oficial inspectora-, a quienes mantuvieron encerradas cerca de cinco horas.

Previo a ello, cuando el comisario y otros oficiales entraron a las celdas para intentar apaciguar la riña, fueron atacados a golpes de puño. 

La Policía en el lugar. FOTO: TÉLAM

Con el motín ya desatado, llegaron al lugar patrulleros de otras dependencias vecinas y efectivos del Grupo de Apoyo Departamental y el Grupo de Infantería de Respuesta Inmediata (GIRI) de la policía bonaerense, quienes rodearon la seccional para evitar fugas.

La fiscal de turno de Ituzaingó, Gabriela Millán, logró negociar con los internos para que liberaran las policías ilesas a cambio de efectuar traslados a otros lugares.

Los voceros consultados agregaron que al finalizar la revuelta se estableció que no hubo heridos. 

Por orden de la titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1, se inició una causa por ""privación ilegal de la libertad" y todos los detenidos fueron trasladados a centros de alojamiento del Servicio Penitenciario Bonaerense.

Archivado en