Dolor

Quién era el policía abatido en Zárate tras un asalto y toma de rehenes

El policía ultimado en la noche de este jueves tras un asalto y toma de rehenes en una carbonera tenía 25 años. La tristeza de su madre y un pedido desesperado. Los delincuentes, que no han sido capturados, también mataron a un trabajador e hirieron a otro uniformado.

MDZ Policiales
MDZ Policiales viernes, 28 de abril de 2023 · 12:45 hs
Quién era el policía abatido en Zárate tras un asalto y toma de rehenes
El policía que murió en el hecho
ver pantalla completa

 El oficial Osvaldo Osmar Cantero (25) fue asesinado en la noche de este jueves en una carbonera de la localidad bonaerense de Zárate, tras un asalto y toma de rehenes protagonizada por cinco malvivientes que no han sido detenidos. En el hecho también murió baleado un empleado de la empresa y resultó herido otro efectivo. 

El policía abatido era oriundo de Río Tala, zona Sur del partido de San Pedro. Su vida terminó tras recibir un tiro en el abdomen, en el ingreso a un hospital de la zona. 

Hay conmoción en la fuerza y su madre, este viernes, pidió que "no quede en vano" el crimen de su hijo y aseguró que era un joven "muy bueno", que "daba la vida por sus compañeros".

"Quiero que me digan en la cara, que esto no va a quedar en vano", manifestó llorando la mamá del efectivo. 

"Mi hijo daba la vida por sus compañeros, hablaba muy bien de sus compañeros y me decía 'si alguna vez pasa algo, yo doy todo por ellos'", recordó la mujer con la voz quebrada.

El policía Cantero 


De acuerdo a su mamá, la víctima trabajaba desde hacía "tres o cuatro años" en la Policía y "la fuerza era todo para él".

"Yo siempre le decía, ¿no hay otra cosa, no podés estudiar otra cosa? Y él me decía 'mamá, ¿vos dejarías tu trabajo? Bueno, yo tampoco dejaría el mío'", añadió la mujer.

La mamá del uniformado contó en declaraciones al canal TN que le pidió a la fiscal de la causa, Andrea Palacios, que no le mienta con los datos, ya que en un principio le dijeron que habían agarrado a sospechosos, aunque luego le aclararon que no.

"Le dije que por favor hagan hasta lo imposible, que no quede en vano esto porque mi hijo valía mucho, realmente mi hijo era muy bueno", concluyó quebrada. 

La otra víctima fatal que dejó este asalto con toma de rehenes fue Luciano Padrón (22), operario de la carbonera y baleado en la cabeza, en tanto que el sargento Ezequiel Romelio (37) recibió un disparo en una pierna y quedó fuera de peligro. 

Archivado en