Juicio por jurados

Prisión perpetua para padre e hijo por el crimen de los hermanos Álvarez de Maipú

Un jurado popular encontró culpables a Fabián y Axel D'Agostino, imputados por la muerte de los hermanos Franco y Kevin Álvarez, ocurrido en 2021, en Rodeo del Medio.

MDZ Policiales
MDZ Policiales viernes, 10 de noviembre de 2023 · 17:43 hs
Prisión perpetua para padre e hijo por el crimen de los hermanos Álvarez de Maipú
Padre e hijo fueron condenados a perpetua Foto: Ministerio Público Fiscal

Este viernes, tras los alegatos de cierre a los que dio lugar la jueza técnica Laura Guajardo, un jurado popular integrado por 12 ciudadanas y ciudadanos sentenció por unanimidad a Fabián (padre) y Axel D'Agostino, imputados por la muerte de los hermanos Franco (28) y Kevin (18) Álvarez, ocurrido en 2021 en Rodeo del Medio, a prisión perpetua.

En una deliberación corta, el jurado los encontró culpables por doble homicidio agravado por el uso de arma de fuego y por alevosía.

El debate había iniciado este lunes cuando los fiscales Fernando Guzzo y Andrea Lazo solicitaron un veredicto de culpabilidad para ambos acusados, apoyados en el material trabajado desde el Área de Reconstrucción Criminal del Ministerio Público Fiscal. En el mismo sentido expusieron los querellantes Susana Soleti y Nicolás Diblasi, que representan a la madre de las víctimas, Lidia Freites.

Por su parte, la defensa técnica a cargo de Gustavo Gaido y Javier González sostenía que los acusados no eran los autores del crimen, por lo que pidieron un veredicto de no culpabilidad.

Fabián y Axel D'Agostino. Foto: Ministerio Público Fiscal.

Cómo ocurrió el hecho 

Veinte días estuvieron desaparecidos los hermanos Álvarez, hasta que en la tarde de un domingo encontraron sus cuerpos en Laguna del Viborón, en Maipú. Antes, su familia, la Justicia y la Policía se habían movilizado para hallarlos con vida, situación que no se dio. A posterior una investigación compleja, cuatro sospechosos y, ahora, un padre y su hijo juzgados y con perpetua. 

Franco y Kevin Álvarez dejaron de ser vistos el 7 de junio del 2021, luego de que en horas de la tarde salieran de la casa en donde vivían, en Colonia Bombal, Maipú. Los dos tomaron un colectivo y se fueron hasta Los Corralitos, Guaymallén, para cobrar un dinero por trabajos de albañilería que habían realizado. 

Alrededor de las 21.45 de esa jornada uno de ellos registró la última conexión de WhatsApp en su teléfono, y a partir de ahí comenzó el misterio. La madre de los jóvenes intentaba ubicarlos, pero ellos ya no volverían a responder. A la mañana siguiente la mujer realizó la denuncia por averiguación de paradero. 

Fiscales Fernando Guzzo y Andrea Lazo. Foto: Ministerio Público Fiscal.

La Fiscalía de Homicidios ordenó múltiples medidas para dar con ellos, pero ninguna llegaba a buen puerto. En tres semanas, el único indicio fue el hallazgo del documento y el celular de Kevin en calle Saavedra y ruta 20 de Rodeo del Medio, 

Hasta que circunstancialmente, el domingo 27 de junio por la tarde una persona que caminaba por la zona de la Laguna del Viborón, en Maipú, se topó con un cuerpo y llamó al 911. La Policía terminó observando dos cadáveres, en estado de avanzada descomposición. 

Los restos correspondían a los hermanos Álvarez, quienes habían sido ultimados con disparos en la cabeza. 

Un reclamo de dinero, cuatro sospechosos y dos hombres a juicio

Tras la confirmación del doble crimen, rápidamente se empezó a investigar al dueño del loteo al que se dirigieron las víctimas aquella noche, en Olascoaga y Buenos Vecinos. Allí fueron a cobrar 25.000 pesos, situación que habría sido el detonante del ataque. 

Hubo reclamos de Franco y Kevin porque hasta ese momento no habían cobrado, en el marco de una mala relación laboral y amenazas cruzadas con sus empleadores. Esto lo corroboraron los investigadores mediante el análisis de los celulares. 

Franco (28) y Kevin (18) Álvarez. Foto: archivo MDZ.

Un día después de encontrar los cuerpos ya había cuatro detenidos: un hombre, su hijo y dos sujetos más. Sin embargo, el desarrollo de la pesquisa dejó solo a Fabián D´Agostino y a su hijo Alex como los acusados.

La calificación fue la de homicidio agravado por alevosía (atacaron a traición), por el concurso premeditado de dos o más personas (planearon el asesinato) y por el uso de arma de fuego. Inicialmente la imputación fue para los cuatro, aunque con el paso de los meses únicamente los D´Agostino quedaron con prisión preventiva. 

Archivado en