Caso Lucas González: rechazaron la excarcelación de la nueva detenida

Caso Lucas González: rechazaron la excarcelación de la nueva detenida

Se trata de una de las policías que habría aplicado tormentos psicológicos sobre los amigos del joven asesinado y fraguado pruebas que ayer fue indagada por la justicia. Se suma así a los 14 que ya fueron elevados a juicio. El fiscal Leonel Gómez Barbella se había opuesto a su excarcelación.

Lourdes Marchese

Lourdes Marchese

La jueza Paula González, en el marco de la causa por el asesinato de Lucas González ocurrido el 17 de noviembre de 2021 por agentes de la policía de la ciudad, rechazó la excarcelación de Teresa María Luján Scorza. La misma a través de su abogado Hernán Pablo Vega, solicitó que se le conceda la excarcelación bajo una caución juratoria o la que mejor se crea conveniente.

El letrado destacó que la imputada no registra antecedentes penales, que cuenta con arraigo, un trabajo estable y una familia integrada por su pareja y dos hijos menores, en función de los cuales reclamó -en su caso- una morigeración de la detención en curso. Además que se puso a derecho una vez ordenada la detención. Remarcó entonces que no existe en el caso peligro de fuga o de entorpecimiento que hicieran procedente una decisión distinta a la sugerida.

Ante ello el fiscal Leonel Gómez Barbella, quien tiene delegada la investigación, dictaminó por el rechazo remitiéndose a los fundamentos volcados el 7 de julio en la que opinó que la escala penal prevista para los delitos que se le atribuyen a Scorza, constitutivos de encubrimiento agravado por la condición de funcionaria pública y ser el ilícito precedente especialmente grave, y privación ilegal de la libertad calificada por tratarse de una funcionaria pública que actuó con abuso de sus funciones y por haber cometido tortura supera el máximo de 8 años. Y por la naturaleza de los hechos no asumió viable una condena de carácter condicional.

Gómez Barbella aseguró que a partir de la rueda fotográfica practicada en Fiscalía, donde una de las víctimas la señaló como quien le dijera “...dónde tenés la droga, que era un chorro, que a su amigo le tiraron porque hizo las cosas mal...”, no se descarta “un riesgo de presión sobre los damnificados, sus familiares y los testigos, incluso más si se sucedieran reiterados actos de intimidación y de violencia contra una de las familias afectadas, dos de los cuales ocurrieran hace muy poco”.

Tampoco consideró que su calidad de madre pueda erguirse como argumento válido para disminuir la intensidad de los peligros, y entendió, por lo demás, que “la supuesta ajenidad alegada por la imputada -lo que debiera dirimirse en el principal- de ninguna manera alteran los riesgos que importaron su detención”.

Así las cosas la magistrada entendió que conforme lo evaluó el tribunal al ordenar la detención de Scorza, que aparecía demostrado bajo una convicción judicial suficiente el peligro de fuga y de entorpecimiento que determinó su arresto preventivo.

Por su parte insistió en que no se trata en modo alguno de anticipar una sanción, sino el efectivo cumplimiento de una cautelar “que busca resguardar la consecución de la investigación y asegurar la presencia de la imputada durante el trámite”.

Respecto al pedido de morigeración de la detención, la jueza Paula González sostuvo que condición de progenitora de dos niños, uno de 8 y otra de casi 2 años, si bien no sugiere la dosificación de los peligros que se pusieron de manifiesto, “impone, en rigor de verdad, su tratamiento en el correspondiente incidente de arresto domiciliario que se creará en lo inmediato para disponer allí las diligencias necesarias”.

Recordemos que si bien ya se elevaron las actuaciones principales a juicio oral con 14 imputados entre ellos los 3 acusados del homicidio y el resto por encubrimiento y otros delitos como falsedad ideológica y vejaciones el pasado 26 de mayo, la causa continúa su curso y el pasado 6 se realizó una rueda de reconocimiento.

Fue allí que uno de los amigos de Lucas González, Joaquín Zuñiga Gómez reconoció a Teresa María Luján Scorza como una de las policías que le aplicó tormentos psicológicos.

En diciembre pasado el fiscal había solicitado su detención pero fue denegada por el magistrado interviniente por entonces, Martín del Viso, al entender que no había elementos que hicieran suponer su eventual participación en los hechos.

Según la imputación fiscal Scorza fue una de las policías que "le propinó sufrimientos psíquicos a uno de los amigos de Lucas mientras se encontraba ilegítimamente detenido después que fueran baleado junto a sus amigos".

El joven que la reconoció aseguró que mientras se encontraba boca abajo esposado con sus manos en la espalda en la intersección de Prediel y Alvarado, de Barracas, esa policía tomó su mano y le colocó el dedo en su teléfono celular con el objeto de rastrear a uno de sus amigos.

Además, según el joven, esa oficial le preguntaba "dónde tenía la droga" y le decía que "era un chorro" y que a su amigo Lucas "le tiraron porque hizo las cosas mal".

Por otra parte se están realizando diversas medidas, entre ellas pericias telefónicas para avanzar con la pesquisa y poder determinar si hay otras responsabilidades.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?