La Justicia Federal se mete de lleno en la causa por la desaparición de Guadalupe Lucero

La Justicia Federal se mete de lleno en la causa por la desaparición de Guadalupe Lucero

A dos meses de cumplirse un año, la causa avanza con nuevas medidas. Rastrillajes y reconstrucción del hecho.

Lourdes Marchese

Lourdes Marchese

Para contar esta historia debemos remontarnos diez meses atrás y situarnos en el barrio 544 viviendas al sur de la capital de San Luis. 

Eran las 19:20 del 14 de junio de 2021 cuando pareciera que a Guadalupe Lucero, de 5 años, se la hubiera tragado la tierra. La pequeña jugaba en la vereda de la casa de su tía con sus primos hasta que divisaron que ya no estaba. Una primita dijo “ se fue” y a partir de ese momento todo fue desesperación y confusión. No podía haber desaparecido así sin más y que nadie lo notara. 

La familia inmediatamente hizo la denuncia y además comenzó el primer rastrillaje por su cuenta, yendo casa por casa con resultado negativo. Guadalupe no estaba por ninguna parte y nadie había visto nada extraño.

En total se han realizado más de 400 allanamientos en distintos puntos del país, se tomaron testimoniales y otras medidas por parte de la Justicia de la provincia pero por el momento no hay una pista certera que los acerque con la resolución del caso.

El 16 de septiembre del año pasado, el procurador interino Eduardo Casal dictó la Resolución MP 246/21 por la cual designó a Marcelo Colombo, Alejandra Mángano y Leonel Gómez Barbella para intervenir de manera conjunta o alternada con el fiscal federal subrogante de San Luis, Cristian Rachid.

Fue así que el equipo fiscal designado para intervenir en la causa que tramita en el fuero federal por hechos vinculados con la desaparición de la niña, solicitó la ampliación del objeto procesal del caso, orientada a abarcar hipótesis que surgen de la causa que tramita en el fuero ordinario y que podrían tener vínculos con delitos de orden federal.

De este modo, el juez provincial Ariel Parrillis modificó la calificación legal de la causa y remitió en diciembre pasado las actuaciones, a la Fiscalía Federal con asiento en la ciudad de San Luis bajo la carátula "averiguación privación ilegítima de la libertad y/o apropiación".

Según alegó el magistrado, el traspaso de busca "evitar resoluciones contradictorias y la superposición de tareas, aunque los recursos provinciales quedan a disposición para la cooperación y la colaboración que se les requiera”.

Las actuaciones del fuero federal tramitan sin perjuicio de la continuidad de la búsqueda de la niña desaparecida por parte del Poder Judicial puntano.

Con este nuevo panorama y luego de haberse barajado más de 180 hipótesis, que surgieron de las Líneas 134 "Alerta Sofía", 145 "Programa Buscar", Missing Children, Sistema de Emergencia 911, Agencia de Monitoreo y Sistema Federal de Búsqueda de Personas, la justicia federal realizará nuevos rastrillajes para intentar dar con el paradero de la menor. Se espera que esto ocurra la última semana de abril. 

Por otra parte, para el mes de mayo el equipo fiscal se trasladará a la provincia de San Luis a fin de realizar una reconstrucción de los hechos.

Lo cierto es que en dos meses se cumple un año de su desaparición y hasta el momento a pesar de las marchas de sus familiares pidiendo por su aparición, a pesar del gran movimiento mediático que tuvo la causa en sus inicios, no hay un solo indicio certero de dónde puede estar Guadalupe Lucero, quien forma parte lamentablemente del listado de desaparecidos de nuestro país.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?