Coimas en la Policía Federal: 14 procesados y embargos millonarios

Coimas en la Policía Federal: 14 procesados y embargos millonarios

Tras una megainvestigación realizada por Policía Contra el Narcotráfico, se logró destapar un caso de corrupción que llegó hasta la cabeza de la Policía Federal de Mendoza. Ahora, el juez federal les impuso embargos que ascienden los 180 millones de pesos.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

Luego del escándalo que sacudió a la Policía Federal tras el descubrimiento de coimas en locales del Centro de Mendoza, el juez federal Marcelo Garnica dictó el procesamiento de los 14 integrantes de la banda que estaba presuntamente liderada por el jefe de la Policía Federal de Mendoza, Dino Rossignoli. A la totalidad de los acusados se les otorgó prisión preventiva y embargos que, en algunos casos, llegan hasta los 30 millones de pesos.

La decisión del juez Garnica, titular del Juzgado Federal Nº3, agravó la situación de los 14 sujetos que, desde el mes de julio, son investigados por asociación ilícita. El hecho se descubrió luego de que Policía Contra el Narcotráfico realizara una megainvestigación que contó con 22 allanamientos en locales de la Ciudad de Mendoza. Así, se descubrieron famosas "cuevas cambiarias" destinadas al intercambio de monedas extranjeras que recibían protección policial a cambio de mil dólares mensuales, los cuales eran pagados al comisario Rossignoli.

Según los pesquisas, las cuevas no estaban a simple vista, sino que se escondían detrás de locales comerciales como joyerías y bares, entre los que se destaca "La Rosa Club" (con sus dos ubicaciones en Catamarca 53, Ciudad y kilómetro 26 de la Ruta 82, en Luján de Cuyo), "Stefano Cannella" (Catamarca 49, Ciudad) y "Praga" (calle Godoy Cruz 318 de Ciudad). En ese contexto, dos personas fueron detenidas: Ernesto Bazán (69) y su hijo Nicolás Bazán (25). 

Bajo un exhaustivo seguimiento de sus pasos, los investigadores de la Policía Contra el Narcotráfico observaron que durante la pandemia, los Bazán comenzaron a incrementar notablemente su patrimonio. Al inicio adquirían nuevos vehículo, pero con el tiempo sumaron la apertura de nuevos comercios. Todos estos lujos además eran exhibidos en sus redes sociales.

Durante los allanamientos realizados en julio, el Ministerio de Seguridad informó que de siete joyerías, cinco contaban con lugares denominados “trampas”, que consistían en paredes falsas, bajo fondos y habitáculos ocultos en muebles confeccionados en forma artesanal con cierres electrónicos que permiten ocultar el dinero ante posibles medidas judiciales.

Con el escándalo por la detención de Dino Rossgnoli en septiembre, también se identificó a 74 personas que quedaron vinculadas al caso. Sin embargo, otras 11 personas (además del jefe de la Policía Federal de Mendoza y los Bazán) terminaron imputadas en la causa por los delitos de asociación ilícita, lavado de dinero y cohecho.

A Bazán hijo y Renzo Fabio González (27) los procesó como jefes de una asociación ilícita, cohecho activo, lavado de dinero y tenencia de estupefacientes. A ellos les impuso un embargo de 30 millones de pesos a cada uno.

Por su parte, al comisario Rossignoli, a Bazán padre, a la contadora María José Degregorio, a Félix Masera y Andrés Bauco (socios de uno de los locales comerciales) y a Juan y Alejandro Moral, el juez Garnica les impuso un embargo de 15 millones de pesos a cada uno. En tanto, para Marcelo Salcedo, Ángel Alberto Fava (policías retirados) y Roberto Bustos Herrera el monto es de 5 millones.

La lista la completan Eduardo Ezequiel Fernández y Jonathan Fernández. Al primero se le impuso 1 millón de pesos y al segundo, 100 mil pesos. En total, los 14 procesados tendrán que aportar bienes por un monto de $181 millones.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?