Rivadavia

Crimen de Naiara en el Este: su madre fue declarada culpable pero zafó de la perpetua

El juicio por jurado por el crimen de una beba de un 1 año y 9 meses en Rivadavia tuvo este viernes su veredicto. El jurado declaró culpable a la madre de la víctima, aunque por un delito que no prevé la pena máxima.

MDZ Policiales
MDZ Policiales viernes, 21 de octubre de 2022 · 18:00 hs
Crimen de Naiara en el Este: su madre fue declarada culpable pero zafó de la perpetua
La mujer juzgada

El juicio por jurado por el asesinato a golpes de Naiara Ortiz (1) está culminando y, este viernes, se realizaron los alegatos y se conoció el veredicto. Con la condena a perpetua de Luis Miguel Ávila (38), el padrastro de la beba, en un juicio abreviado, ahora se conoció que María Isabel Ortiz (29), madre de la menor, también fue declarada culpable, aunque zafó de la pena máxima. 

Este viernes por la tarde el jurado indicó que Ortiz es culpable del delito de "abandono de persona seguido de muerte, agravado por el vínculo". Cómo esta calificación tiene su escala penal, la jueza del debate señaló que se llamará a una nueva audiencia para que las partes aleguen y que la magistrada dicte sentencia. 

A través de un juicio abreviado que se realizó el lunes por la mañana, minutos antes del inicio del juicio por jurado, Ávila se declaró culpable del crimen de Naiara. El hombre aceptó que mató a golpes a la pequeña y, por este motivo, fue condenado a perpetua. Tras esto, el debate arrancó con una sola imputada, la madre de la niña, quien dijo que "nunca le hizo semejantes daños como los que se le acusan".

"Yo siempre estuve para mis hijos, nunca dejé que ellos vieran cuando habían discusiones familiares y nunca les pegué. A mis cuatro hijos los amaba por igual, siempre estuve para ellos, nunca les pegué y menos hacerles semejante daño del que se me acusa, que supuestamente yo le hice a mi hija", señaló la sospechosa. 

El 20 de junio de 2020, Naiara se encontraba junto a su madre y padrastro en una finca de Rivadavia, Mendoza. En ese contexto, la pequeña fue brutalmente golpeada y, durante horas, se mantuvo descompuesta, pálida, con la piel amarilla, sin apetito, ni coordinación para caminar. Horas después, murió en el hospital Saporitti. 

Archivado en