Mató a un joven por equivocación y le dieron 16 años

Mató a un joven por equivocación y le dieron 16 años

Un hombre fue condenado a 16 años de prisión por haber asesinado a otro, pero por equivocación. Creen que el crimen ocurrió en medio de una guerra de bandas que azota a la Triple Frontera mendocina y que se cobró en el 2015, siete muertes.

Gabriela Guilló

Gabriela Guilló

Un crimen por equivocación es lo que creen que ocurrió el 15 de enero de 2015 en el departamento mendocino de Luján de Cuyo, cuando Ángel Germán Quinteros mató de varios disparos a Renzo Arrenguez, quien se encontraba en una parada de colectivos. Hoy, el asesino fue condenado a 16 años de prisión.

El Cabezón Arrenguez fue asesinado durante esa tarde de enero cuando se encontraba esperando el colectivo en el interior del barrio Los Alerces, en la zona conocida como la Triple Frontera, -debido a que se encuentra en el límite entre Lujan, Maipú y Godoy Cruz-.  El asesino iba a bordo de una moto cuando se aproximó a la víctima y disparó. Una de las balas impactó el el tórax de Arrenguez y la causó la muerte en el lugar.

El asesino logró escapar y tras ofrecer una recompensa de 200 mil pesos, cayó en manos de la Policía el 21 de junio del 2019. El joven había cambiado su nombre por el de Luis Quinteros.

Renzo Arrenguez, la víctima

En septiembre de este año comenzó el juicio en su contra en el que el joven, acusado de homicidio agravado por el uso de arma de fuego, quien en todo momento mantuvo su inocencia.

Durante la investigación, los pesquisas sospecharon que el crimen se cometió en medio de una guerra entre bandas. Quinteros era enemigo de los Rojas, una familia conocida en la zona y con una fuerte enemistad con Los Chachis, banda de la que formaría parte Quinteros. 

Arrenguez era amigo de Los Rojas y mantenía una amistad con una de las hermanas del clan. La trágica tarde de enero, Quinteros habría estado buscando a Los Rojas y se topó con la víctima.

"A mi hijo lo mataron por equivocación. A él nunca lo buscaron, si ni siquiera lo conocían", explicó Lourdes Loyola, la madre del joven a MDZ.

Ese verano de 2015 fue una época de violencia para la zona. Durante los primeros meses del año, fueron siete los crímenes que ocurrieron en la Triple Frontera, todos relacionados con la guerra de bandas.

Este lunes, en tanto, la Justicia encontró responsable a Quinteros del hecho y lo condenó a 16 años de prisión.

"No son suficientes, no entiendo por qué si mató a una persona solo le dieron 16 años", dijo la mujer.
 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?