"Vio algo que no debía ver": el macabro crimen que conmociona a Paraguay

"Vio algo que no debía ver": el macabro crimen que conmociona a Paraguay

El hecho se registró en la ciudad paraguaya de Pedro Juan Caballero. Una mujer encontró a su hijo de dos años muerto cuando regresó del trabajo y su otro hijo de 14 se encuentra desaparecido. La Policía cree que el adolescente mató a su hermano y luego intentó encubrir el crimen.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

Un macabro crimen ha generado una gran conmoción en Paraguay durante las últimas horas. Una mujer encontró a su hijo de dos años muerto cuando regresó del trabajo y su otro hijo de 14 se encuentra desaparecido.

El hecho se registró el miércoles a la tarde cuando la mujer llegó a su casa del barrio Bernardino Caballero de la ciudad paraguaya de Pedro Juan Caballero. En el lugar encontró a su hijo de 2 años muertos y cubierto por una sábana.

En el lugar encontró una macabra nota que decía: "Lo siento, su hijo vio algo que no debía ver. Tenemos al otro hijo mayor". La mujer llevó el cuerpo del pequeño hasta el Hospital Regional de Pedro Juan Caballero, pero en el nosocomio no lograron reanimarlo y confirmaron su deceso. 

El macabro crimen conmociona a Paraguay.

La primera hipótesis de la Policía era que personas desconocidas ingresaron a la residencia y, tras matar al niño, procedieron a raptar al adolescente. Sin embargo, esa información fue descartada gracias a las imágenes captadas por las cámaras de seguridad en las que se ve al joven salir solo de la casa con rumbo desconocido.

Una vecina contó que "a eso de las 12 del mediodía vio a ambos hermanitos jugando en el patio, luego volvieron a ingresar en la pieza, y a eso de las 15.30 vio al hermano mayor dirigirse hacia la calle", según dijo el comisario Hugo Díaz al diario Crónica.

"Presumimos que fue el menor quien escribió la carta", indicaron los investigadores. El informe preliminar indica que no se encontraron indicios de violencia ni abuso sexual en el cuerpo del niño, por lo que la policía cree que el sofocamiento fue accidental o producto de algún juego.

El menor de 14 años es por ahora el principal sospechoso de la muerte de su propio hermano, indicó la policía. El médico forense estimó que el nene llegó al hospital con una rigidez cadavérica de aproximadamente cuatro a cinco horas, por lo que se presume que murió entre la una y las dos de la tarde.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?