Confirman que el cuerpo hallado en Barcelona es del argentino que mató a su hijo

Confirman que el cuerpo hallado en Barcelona es del argentino que mató a su hijo

Se trata de Martín Ezequiel Giaccio, que era buscado por el asesinato de un niño de 2 años. Antes de matarlo, le había escrito a su ex pareja que le dejaba en un hotel "lo que se merecía": era el cuerpo del pequeño. Ahora los investigadores tienen la certeza de que hallaron el cadáver del fugitivo.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

Martín Ezequiel Giaccio, el argentino que era buscado por la policía catalana por el crimen de su hijo de dos años, cometido en agosto pasado en un hotel de Barcelona, fue encontrado hoy ahorcado en una zona boscosa cercana al aeropuerto de esa ciudad y los investigadores creen que se suicidó poco después de cometer el filicidio.

De acuerdo a lo informado por el diario español El Mundo y El Periódico de Cataluña, fuentes policiales y judiciales confirmaron esta tarde la identidad del cuerpo hallado por efectivos de los Mossos d´Esquadra, la fuerza de seguridad de esa región. Según estos medios, el cadáver estaba colgado de un árbol en una zona boscosa muy próxima al aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat, en el barrio de Las Palmeras.

Fuentes policiales consultadas por El Mundo “han aclarado que el hombre acabó con su vida la misma noche del crimen y que lo hizo colgándose de un árbol”. “El juzgado de instrucción 1 de El Prat de Llobregat, en funciones de guardia, ha procedido esta tarde a realizar el levantamiento de cadáver del cuerpo, que ha sido plenamente identificado como el del hombre que buscaba la policía, según fuentes del TSJC (Tribunal Superior de Justicia de Cataluña)”, detalló El Periódico.

El agresor tenía 44 años.

Álvarez Giaccio era buscado desde el martes 24 de agosto por la noche, cuando fue hallado muerto su hijo de 2 años en el hotel Concordia del distrito Sants-Montjuic, de Barcelona, en un presunto acto de venganza contra la madre del niño. La última vez que se lo vio fue precisamente en los alrededores del aeropuerto, aunque no llevaba consigo su pasaporte, porque éste fue hallado en uno de los domicilios registrados en el marco de la investigación.

En un primer momento se creyó que Álvarez Giaccio había tratado de huir de Barcelona en avión ya que quedó registrado por las cámaras de seguridad de dicha terminal aérea, aunque más tarde se determinó que se alejó a pie de la misma.

Mensajes violentos

Según la investigación, la noche del 24 de agosto último, el hombre le envió un mensaje a la madre de su hijo, con quien estaba en trámite de separación, y le dijo: "En el hotel encontrarás lo que te mereces".

La madre del niño lo denunció al número de emergencias 112 y señaló que el hombre se había llevado al nene y le enviaba más mensajes en los que le decía que ella “te arrepentirás”.

A partir de la denuncia de la mujer, efectivos de la Guardia Urbana local se trasladaron al hotel Concordia, ubicado en la avenida del Paralelo y donde la pareja se había casado, y encontró el cuerpo del niño en una de las habitaciones del séptimo piso, inconsciente y con el rostro morado.

A su vez, el personal del Servicio de Emergencias Médicas (SEM) no pudo reanimarlo y constató el deceso de la víctima, mientras que la autopsia reveló posteriormente que había sido asfixiada.

En tanto, los investigadores analizaron las imágenes de las cámaras de seguridad del lugar y determinaron que el padre del niño había abandonado el hotel unos minutos antes del hallazgo de la víctima saltando un muro perimetral, luego de asegurarse primero que no había nadie más en los pasillos internos que conectaban las distintas piezas, y cruzar el sector de la piscina.

Giaccio saltando el muro perimetral.

Tras salir del hotel, el hombre -vestido con un pantalón de jean, zapatillas y una remera de mangas cortas- se dirigió primero hacia la montaña de Montjuic, luego se subió a un taxi y se trasladó hasta la zona del aeropuerto.

A raíz de la fuga, los Mossos difundieron imágenes del sospechoso para pedir a la comunidad colaboración para localizarlo. El comunicado de la fuerza de seguridad indicó que el hombre "tenía 44 años; 1,78 metros de altura; pelo rapado, barba recortada, piel morena, complexión atlética y ojos marrones".

Durante la búsqueda, los efectivos de las distintas fuerzas controlaron estaciones de tren, de micros, y los alrededores de las viviendas de familiares, amigos y compañeros del sospechoso, que residía en El Vendrell, de Tarragona, y que después de separarse de su esposa se instaló en el barrio barcelonés de Sants-Montjuic con su hijo.

Por su parte, la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género local informó días después del crimen en su cuenta de Twitter que, a partir de este caso, "la cifra de menores asesinados por violencia de género ascendería a 5 en 2021 y a 42 desde 2003".

Siempre en base a las estadísticas difundidas por esta entidad, "el número de mujeres asesinadas por violencia de género en España asciende a 34 en 2021 y a 1.112 desde 2003"; y el de "menores huérfanos y huérfanas por violencia de género en España asciende a 19 en 2021 y a 323 desde 2013".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?