El impactante caso del joven que habría sido violado y torturado por la Policía

El impactante caso del joven que habría sido violado y torturado por la Policía

José Ravelo fue detenido tras arrojar un pedazo de concreto en la vía pública. Murió por las lesiones recibidas tras su detención.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

Un joven de 23 años murió el 3 de agosto después de haber sido aprehendido por la Policía mientras se dirigía a una entrevista de trabajo en la ciudad mexicana de Mérida. Por el hecho cuatro agentes fueron detenidos sospechados del homicidio, de tortura y de violación. La familia pide Justicia y asegura que al joven fue victima de múltiples vejaciones y tormentos.

José Eduardo Ravelo fue detenido el 21 de julio cuando iba a una entrevista de trabajo, porque la Policía lo vio en "actitud sospechosa". Un día después, el joven llamó a su madre para contarle lo que había pasado.

"Lo esposaron, lo subieron a la patrulla, le bajaron los pantalones y uno de los agentes lo violó, seguido de los otros, que lo golpearon. Así estuvieron dando vueltas", dijo la madre en declaraciones a medios mexicanos.

Los vejámenes continuaron hasta que el joven no podía levantarse del piso. El 24 de julio fue hospitalizado y en mal estado, lo llevaron a la fiscalía para que realizara la denuncia. El médico de ese organismo certificó las agresiones sexuales y confirmó que tenía perforación de pulmón, daño en los riñones y en el cerebro, polifracturas y heridas en la cara y en las manos.

La versión del alcalde de Mérida difiere de la brindada por la familia y sostiene que Ravelo fue detenido tras una denuncia, ya que el joven se encontraba en una "situación violenta" y bajo efecto de varias drogas. Tras la denuncias fue trasladado a la comisaría, y al ingresar a la celda se desmayó.

Algunos videos comenzaron a viralizarse sobre los momentos previos a la detención. En uno de ellos se ve al joven caminando con un pedazo de concreto en sus manos, que luego arroja con fuerza. Luego se ve a una patrulla que llega al lugar, pero nunca queda registrada la detención del joven. Las imágenes, además, están completamente editadas.

La familia del joven teme que los responsables queden en libertad y no se investigue a los implicados en el abuso sexual y la tortura.

 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?