Niña secuestrada por su padre se reencontró con su mamá tras 5 meses

Niña secuestrada por su padre se reencontró con su mamá tras 5 meses

Una niña de 6 años que había sido sustraída por su propio padre y llevada a un país limítrofe retornó hoy a la Argentina y se encontró con su mamá. Sospechan que puede haber padecido agresiones y amenazas.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

La niña de 6 años que hace cinco meses había sido sustraída por su padre y llevada a Bolivia -donde presuntamente fue víctima de abuso sexual y había quedado en situación de adopción- regresó hoy al país y se reencontró con su madre, que dio una enorme batalla para recuperarla. La nena fue recibida en el aeropuerto internacional de Ezeiza por personal de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia (Senaf), tras un vuelo desde La Paz, y entregada a su mamá, G., en medio de abrazos y llantos de alegría por parte de ambas.

"Estoy muy emocionada, me largué a llorar cuando la vi, no me pude aguantar", contó la madre de la nena poco después del reencuentro, al que la acompañaron un grupo de amigas. "Ella lo único que quiere es ir a casa, ver sus cosas. Tiene muchas ganas de ver sus vestidos", agregó G. mientras eran llevadas hacia su casa en el barrio porteño de Flores.

G. había visto a su hija por última vez en febrero de este año, cuando su expareja y padre de la nena, W., la engañó y le dijo que se llevaba a J. de vacaciones a Córdoba. Las supuestas vacaciones durarían aproximadamente una semana, pero el día en que W. había asegurado que estarían de vuelta en Buenos Aires, no solo no regresó sino que tampoco estableció contacto telefónico con su expareja.

Días después, un hermano de G. que vive en Bolivia le dijo que la niña estaba allí con su padre, por lo cual la madre de la nena radicó una denuncia por "sustracción de menores" en la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N° 53 porteña, que solicitó la detención y extradición del hombre.

Cuando la mujer logró contactarse con el padre de la nena, la amenazó, le dijo que no la iba a volver a ver y le pidió que retirara la denuncia.

Cómo atraparon al padre

El 14 de mayo, G. tomó conocimiento de que su expareja había sido detenido en Bolivia mientras intentaba lograr la custodia de la niña porque ésta, al ser entrevistada por una psicóloga, reveló que su progenitor abusaba de ella.

Desde ese momento comenzó otra odisea para J., porque por orden judicial fue trasladada a una Defensoría del Niño en Bolivia y luego entregada en la ciudad de Oruro, sin consentimiento de su madre, a sus abuelos maternos, a quienes ni siquiera conocía.

En su momento, la nena quedó a cargo de otro hombre acusado de abuso

Fue en ese momento que la mujer le reveló a su abogada, María de los Ángeles Giménez, y al equipo de patrocinio gratuito de la Universidad de Buenos Aires que la asistió, que durante su infancia había sido abusada por su padre, es decir quien ahora se encontraba al cuidado de J., y empezó a insistir por todos los medios y frente a todos los organismos posibles para que le devolvieran a su hija.

En el medio, un juez de Oruro envió a la nena a un hogar que recibe niñas en situación de adopción, lo cual era totalmente ilegal por ser la niña argentina y tener a su madre aquí. Finalmente, hace un semana, el mismo magistrado aceptó restituir a la nena y también ordenó abrir una causa para investigar a su abuelo por los presuntos abusos cometidos contra su hija hace más de una década.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?