Quiso salvar a su novia y le volaron la cabeza de un tiro

Quiso salvar a su novia y le volaron la cabeza de un tiro

Un joven de 16 años falleció tras intentar auxiliar a su novia durante un asalto. Los delincuentes habían entrado a la casa de la chica y ella lo llamó para pedirle ayuda. El chico se acercó al domicilio, que estaba a media cuadra. Fue lo último que hizo. Lo mataron para llevarse una garrafa.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

Un adolescente de 16 años fue asesinado hoy de un tiro en la cabeza por delincuentes que instantes antes habían robado en la casa de su novia, en el barrio La Herradura, de la ciudad balnearia de Mar del Plata, informaron fuentes policiales.

El hecho se produjo durante esta madrugada en avenida Colón y la diagonal Del Solar, adonde acudió la policía de la comisaría 12 tras un llamado al 911 y encontró muerto en la calle al muchacho.

De acuerdo con testimonios aportados por familiares de la víctima, el adolescente, identificado como Lautaro Gómez, se encontraba durmiendo en su casa cuando lo llamó su novia y le pidió que la ayudara ya que habían entrado a robar a su vivienda, ubicada a media cuadra.

En ese marco, cuando ambos se dirigían a lo de la chica se cruzaron con los dos ladrones. Tras el crimen, los asaltantes huyeron y dejaron abandonados en el lugar una garrafa y un balde con cables aparentemente robados instantes previos.

Luego de las actuaciones realizadas por los efectivos, a las que se sumaron tareas realizadas por personal de la Policía Científica, la fiscal de turno, Daniela Ledesma, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1, inició una causa por "homicidio criminis causa", es decir cuando se comete para ocultar otro hecho, en este caso el robo.

Además, la funcionaria judicial dio directivas a la policía para atrapar a los criminales prófugos.

"Lautaro Gómez, arquero de la escuelita de futbol La Herradura, categoría 2006, nos dejó un sabor amargo saber de la forma que te arrebataron la vida. Mandamos mucha fuerza a su familia. No entendemos nada, la verdad que nos da impotencia, asco, pero Dios te va a recibir con los brazos abierto, pequeño angelito", publicó en Facebook una conocida de la víctima.

Un padre muy joven

Lautaro había sido papá hace seis meses. Francesca, la nena que tuvo junto a Mónica, ahora crecerá sólo con su mamá. 

Según la familia del chico, los delincuentes "le dispararon desde atrás, como a un perro". Las primeras reconstrucciones marcan que la víctima y su hermano recibieron el llamado de Mónica y salieron para asistirla. En el camino, se encontraron con dos sujetos que les dijeron "nosotros no somos los ladrones, se fueron para allá". Apenas los jóvenes siguieron camino, uno de los maleantes le disparó a Lauraro a traición. 

 

 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?