La Justicia se prepara para emitir su veredicto contra el “cirujano de las famosas”

La Justicia se prepara para emitir su veredicto contra el “cirujano de las famosas”

Tras el pedido de 7 años y 9 meses de prisión para Aníbal Lotocki por parte de la fiscalía, su defensa se alista para buscar su absolución en el juicio que se le sigue por “lesiones graves” en operaciones estéticas.

Lourdes Marchese

Lourdes Marchese

El juicio contra Anibal Lotocki se encamina a su final en un muy corto plazo. El debate contra el llamado “cirujano de las famosas” que lleva adelante el Tribunal en lo Criminal y Correccional Número 28 desde agosto de este año es unipersonal y está a cargo del juez Carlos Rengel Mirat, a raíz de diversas denuncias por mala praxis.

El juicio transita el final de la ronda de alegatos en el que las defensas de Stefania Xipolitakis, Silvina Luna, Gabriela Trenchi y Pamela Sosa (esta última, expareja de Lotocki), representadas por Nuria Drendak, Fernando Burlando y Gonzalo Diaz Cantón, pidieron 6 años prisión, que es la pena máxima que establece el artículo 90 del Código Penal. Sin embargo, el abogado Alejandro Díaz quien trabaja en el equipo de Burlando, pidió al Tribunal que la causa se recaratule de lesiones graves a gravísimas que en según el estatuto penal prevé 8 años de cárcel.

En ese marco, el fiscal Sandro Abraldes le requirió al magistrado Rengel Mirat condenar a Lotocki a 7 años y 9 meses de prisión por ocasionar lesiones a las cuatro mujeres luego de realizarles procedimientos quirúrgicos. Cabe destacar que la pena solicitada por el Ministerio Público, es de cumplimiento efectivo. 

Al momento de analizar y solicitar la pena, el fiscal Abraldes evaluó distintos puntos: el abuso y traición de la confianza; haber ventilado cuestiones personales que hacían a la intimidad de las víctimas; el daño que le causó a las pacientes.

Tomó en cuenta que las consecuencias que generó son “irreversibles y progresivas” y que impactan en la vida de todas las denunciantes, que no pudieron continuar con sus trabajos y que incluso tuvieron que consumir sus ahorros en tratamientos médicos.

En un tramo de su exposición Abraldes se preguntó: “¿Qué tienen las víctimas en su cuerpo?”, y  recordó el testimonio de Sosa, quien tuvo un vínculo afectivo con Lotocki. Ella relató que el médico fabricaba su propio “Metacrill”, que compraba el polímero, que lo mandaba a “esterilizar” y que lo mezclaba después con un líquido para luego inyectarlo a los pacientes. De acuerdo a la víctima, el acusado decía que “era lo mismo que comprar el producto” y que así ahorraba dinero, ya que el producto original cotizaba en dólares.

Asimismo y en el cierre de su alegato, Abraldes sentenció que el acusado “cosifica a las víctimas y no las reconoce como personas”, es por ello que además solicitó “la prohibición de salida del país del acusado hasta que quede firme la condena y la inhabilitación el ejercicio de la medicina y el comercio en el ámbito de la estética y cosmética de forma provisoria”. Además, le propuso al magistrado que le pida a la Dirección de Coordinación Judicial que depende de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) una fiscalización de los últimos diez períodos fiscales en lo relacionado al impuesto a las ganancias y bienes personales para detectar o descartar la posible existencia de evasión fiscal y previsional en el orden penal y administrativo. Esto último debido a que durante el debate se detectaron diversas irregularidades en cuanto a compras realizadas sin registrar y dudas en cuanto a la titularidad del lugar donde el hombre hacía los procedimientos.

Para la próxima audiencia a realizarse el jueves 9 de diciembre, está previsto el alegato de la defensa de Lotocki, quien es representado por la abogada Ileana Lombardo. Se espera que los argumentos de los que la letrada buscará la absolución del médico estético sean expuestos a lo largo de esa jornada. Posteriormente y según el cronograma del TOCC 28, de ser necesario, se abrirá la etapa de dúplicas y réplicas, instancia que marcará el preámbulo de las últimas palabras y posterior lectura del veredicto sobre el acusado.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?