Crimen de Pinamar: el particular pedido de los rugbiers para defenderse

Crimen de Pinamar: el particular pedido de los rugbiers para defenderse

Los acusados por el homicidio de Fernando Báez Sosa están cada vez más cerca del debate en el juicio que los tendrá en el banquillo. Este miércoles se supo que la fiscalía y la querella planean citar a más de un centenar de personas para que describan cómo fue la noche en que murió la víctima.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

El fiscal del juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa y los abogados de la familia de la víctima propusieron hoy al tribunal de Dolores que tendrá a cargo el debate oral unos 150 testigos cada uno, mientras que la defensa de los rugbiers imputados del homicidio solicitó 120 días de instrucción suplementaria para llevar a cabo más medidas de prueba. Los planteos se llevaron a cabo esta mañana durante una audiencia preliminar de tres horas desarrollada en el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 dolorense, en su sede de la calle Rico 65, de dicha ciudad de la provincia de Buenos Aires.

Se trató de una "audiencia técnica" realizada en forma semipresencial, debido a los protocolos vigentes por la pandemia del coronavirus. Y en el recinto estuvieron presentes los jueces del TOC 1, secretarios, el fiscal de juicio, Juan Manuel Dávila; los abogados de las partes, Fernando Burlando y Fabián Améndola, como representantes de la familia de la víctima; y Hugo Tomei, como defensor de los acusados.

Los sospechosos están detenidos. Lo que hicieron quedó grabado en varias cámaras.

En tanto, los ocho rugbiers detenidos por el caso en la Alcaidía 3 del penal Melchor Romero participaron de la diligencia en forma remota. Según las fuentes, el fiscal Dávila y los abogados del particular damnificado propusieron unos 150 testigos cada uno, muchos de los cuales se repiten en ambas listas.

Por su parte, la defensa pidió 120 días de instrucción suplementaria para que se lleven a cabo nuevas medidas de prueba. "Ratificamos toda la prueba que ofrecimos oportunamente, hablamos del tiempo, en cuanto a jornadas, que nos va a llevar este debate. No serán menos de treinta días", explicó esta tarde a la prensa Fernando Burlando, uno de los letrados de la familia Báez Sosa, al término de la audiencia.

El debate formal comenzará en 2022

A su vez, Burlando cuestionó que el defensor Tomei actúa como un "denunciador serial" de "nulidades" y "planteos" que ya fueron rechazados en otras instancias. Respecto del fiscal Dávila, señaló que la impresión que se llevaron es que se trata de "una persona con experiencia" y que "sabe lo que viene a buscar en el juicio". "Nosotros vamos a colaborar con él", añadió el abogado.

Una vez finalizada la audiencia, el TOC 1, integrado por los jueces María Claudia Castro, Christian Rabaia y Emiliano Lázzari, pasó a deliberar y se tomará cuatro o cinco días para resolver los pedidos a los que suscribieron las partes a través de una acta firmada. En su resolución, el tribunal también podría fijar ya una fecha de inicio del debate, que será en 2022.

En la citación previa para esta audiencia, el TOC 1 exhortó a las partes a "evitar reproducción de prueba superabundante o superflua, con el correspondiente dispendio jurisdiccional que ello trae aparejado".

Arriesgan perpetua

De acuerdo con la elevación a juicio ordenada en febrero por el juez de Garantías 6 de Gesell, David Mancinelli, y confirmada en abril por la Cámara de Apelación y Garantías de Dolores, enfrentarán el proceso oral Máximo Thomsen (21), Ciro Pertossi (21), Luciano Pertossi (19), Lucas Pertossi (22), Enzo Comelli (21), Matías Benicelli (21), Blas Cinalli (20) y Ayrton Viollaz (22).

Los ocho rugbiers acusados de matar a Báez Sosa afrontan cargos por "homicidio doblemente agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas", delito que prevé la prisión perpetua. Además, en el juicio se debatirán las responsabilidades penales de todos ellos por las lesiones sufridas por cinco amigos de Fernando que se encontraban con él cuando fue asesinado.

Tras el homicidio, los agresores se fueron a comer una hamburguesa.

En el marco de la investigación del homicidio fueron sobreseídos otros dos jóvenes acusados de ser partícipes necesarios: Juan Pedro Guarino (19) y Alejo Milanesi (20).

De acuerdo a la instrucción del caso, el crimen de Fernando se produjo "entre las 4.41 y las 5 del 18 de enero de 2020, frente al local bailable ubicado en avenida 3 y paseo 102, pleno centro de la localidad balnearia de Villa Gesell. El episodio quedó registrado por cámaras de seguridad y en teléfonos celulares de personas presentes en la zona, a lo que se sumó lo que contaron los testigos que estaban en el área. En consecuencia, los sospechosos fueron identificados y detenidos horas más tarde en la casa que alquilaban, a pocas cuadras del lugar.

La investigación fiscal indica que los ocho jóvenes "acordaron darle muerte" a Fernando y lo atacaron cuando no podía defenderse

Según la investigación, los ocho jóvenes que serán juzgados "acordaron darle muerte" al joven estudiante de Derecho, y para ello "previamente, distribuyeron funcionalmente sus roles", luego de que "minutos antes, al encontrarse en el interior del local bailable, tuvieran un altercado" con él, "quien se encontraba acompañado con su grupo de amigos".

La fiscal indicó en su pedido de elevación a juicio que "aprovechándose del estado de indefensión de la víctima, con el fin de darle muerte y cumplir con el plan acordado, los acusados le propinaron" en el suelo "varias patadas en su rostro y cabeza", y los golpes le produjeron "lesiones corporales internas y externas" que "provocaron su deceso en forma casi inmediata, al causarle un paro cardíaco producido por shock neurogénico debido a un traumatismo grave de cráneo".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?