El “Madoff Argentino” insiste con el cese de su prisión preventiva

El “Madoff Argentino” insiste con el cese de su prisión preventiva

La defensa de Enrique Blaksley juega otra carta ante la Justicia con la que aspira salir de la cárcel después de 3 años y medio. Mientras tanto, esta mañana continúa el juicio en su contra por presunto fraude.

Lourdes Marchese

Lourdes Marchese

El extitular de Hope Funds, Enrique Blaksley, conocido vulgarmente como el “Madoff Argentino” transita una nueva prórroga de su prisión preventiva. Tras haber cumplido con el plazo de dos años establecido por la ley en abril de 2020 y sumar una postergación por otro año; los jueces decidieron extender la medida por 6 meses desde marzo del corriente y su última reanudación hace pocos días.

Enrique Blaskley Señorans enfrenta un juicio ante el Tribunal Oral Federal 4 donde está acusado de encabezar una asociación ilícita presuntamente dedicada a la estafa, lavado de activos de origen delictivo y de insolvencia fraudulenta. En la causa hay más de 300 personas damnificadas.

Previo a vencer la primera prórroga de 6 meses, su defensa pidió que continuara el proceso bajo arresto domiciliario. El fiscal Abel Córdoba, no se opuso, pero requirió a los jueces que sea en cumplimiento de ciertas condiciones, como el uso de una tobillera electrónica y por otro lado el pago de la fianza que disponga el tribunal. El monto establecido por el TOF 4 de dicha caución es de 450 millones de pesos, cabe destacar que sobre los bienes de Blaksley pesa un embargo de más de 13 millones de dólares.

Si bien ya transcurrieron otros 6 meses y el monto sigue vigente, el abogado Mariano Varela jugó otra carta, después de requerir el cese de la medida, esta semana presentó un escrito al tribunal donde pidió que se sustituya la caución, de la que sostiene es de imposible cumplimiento de su defendido, por el afianzamiento “a través de 4 fiadores solidarios”: su madre, dos de sus hermanas y un primo.

Blaksley aclaró que ninguno de los 4 “está en condiciones de cubrir la suma impuesta por la caución real”, y apela a que el tribunal analice esta figura a la hora de resolver ya que “la fianza que prestan, compromete a todo su patrimonio”. La AFIP y querella se opusieron al pedido mientras que la fiscalía solicitó “intimar a la defensa a acreditar la solvencia patrimonial de los fiadores propuestos, y una vez incorporados los elementos respectivos, se corra nueva vista”.

Este planteo debe ser resuelto por los jueces Jorge Gorini, Néstor Costabel y Ricardo Basilico. De ser rechazado, Blaksley tendrá podrá apelar ante la Cámara de Casación para revertir un resultado negativo.

No obstante, el juicio que empezó el 18 de febrero sigue su curso y su final no se vislumbra al menos hasta después de la feria de invierno del próximo año. De los 318 afectados por la estafa, declararon 48 y se espera que para la audiencia a iniciar a media mañana lo hagan otros 5.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?