Una azafata, detenida con maletines con oro, joyas y relojes

Una azafata, detenida con maletines con oro, joyas y relojes

Una azafata fue detenida en el aeropuerto de Ezeiza cuando intentó viajar a Miami con maletines llenos de lingotes de oro, joyas y relojes. De acuerdo a los investigadores, el valor de lo secuestrado supera los 200 mil dólares.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

Una azafata con décadas de servicio en una aerolínea fue detenida cuando intentaba contrabandear joyas, oro y relojes en maletines con destino a Miami. La mujer intentó explicar que el cargamento era parte de una herencia y que quería depositarlo en una caja de seguridad en el país del norte, pero esta versión no resultó creíble para los investigadores, quienes decidieron detenerla y acusarla por contrabando.

Laura Schulz, de 58 años, y con 20 de servicio en American Airlines, llegó al Aeropuerto Internacional de Ezeiza con un maletín en el que llevaba dos relojes -marca Rolex y Audemars Piguet-, un collar dorado, un brazalete, aros, tres pulseras, anillos, monedas, tres lingotes de oro de 250 gramos cada uno y más de 11 mil dólares. 

Los elementos fueron descubiertos por personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, quienes valuaron todo en 210 mil dólares. La mujer al ser interrogada sostuvo que todas las joyas y el oro le pertenecían, ya que formaban parte de una herencia familiar. La razón por la que los tenía en un bolso, según su declaración, era que quería depositarlo en una caja de seguridad en Estados Unidos, donde vive un amigo.

La azafata tiene 20 años de servicio en una aerolínea

Esta versión no convenció a los investigadores, quienes decidieron detenerla e imputarla por el delito de contrabando. Asimismo, durante la investigación se conocieron algunas conversaciones que la azafata -conocida en la jerga aeronáutica como "mula VIP"- mantenía con un hombre al cual detalla "el servicio que ofrecía".

En la conversación la mujer dice: "Te comento que soy tripulación y tenemos muchísimo más control que un pasajero. Y hay cosas que obviamente no puedo traer. Todo tiene arancel de aduana que yo dejo al pasar un porcentaje así a la que te criaste, por eso los precios de cualquier cosa que no sea electrónica lo digo cuando las tenga en mano y cuando regrese. Igual tranca que yo soy barata jaja. Por eso soy la mejor”.

En total hay unas 5000 páginas de conversaciones con clientes que quedaron a disposición del Ministerio Público. Al parecer no era la primera vez que realizaba estos viajes con mercadería no declarada, con la cual obtenía importantes ganancias.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?