Ganancias Deportivas: aseguran que ya hay más de 500 denuncias por estafa

Ganancias Deportivas: aseguran que ya hay más de 500 denuncias por estafa

Esta mañana el fiscal Javier Giaroli se reunió con personas que pusieron dinero en GD y se sienten estafadas al no haber recibido los beneficios que les prometieron. En esta nota, uno de los representantes que viajó desde Buenos Aires revela la magnitud de un problema que se volvió gigante.

Facundo García

Facundo García

"Dos años de pandemia, crisis económica y gente sin trabajo. En ese contexto, era obvio que la gente podía caer en estas cosas", cuenta Marcelo Capobianco en diálogo con MDZ Radio, luego de la reunión que distintos representantes de los afectados mantuvieron con el fiscal Javier Giaroli. "Pero hay personas que lucraron mucho con Ganancias Deportivas, que sabían que se trataba de una estafa y sin embargo siguieron", matiza.

El encuentro con Giaroli se produjo en San Rafael (Mendoza) durante la mañana de este martes. Según Capobianco, en la charla se intercambió información sobre cientos de casos en los que personas han vendido autos y terrenos -o han dejado sus trabajos- pensando que GD los iba a salvar a partir del beneficio del 20% mensual que prometía en un principio. Pues bien: no ocurrió.

"Mi propia hija se endeudó con un préstamo bancario"

Capobianco es parte de una fundación que se involucró para colaborar con los damnificados y se llama Ayudar. Él mismo jura ser una de las víctimas de lo que, de acuerdo con el Ministerio Público, tiene todos los visos de ser un esquema Ponzi. "Cuando GD llegó a territorio bonaerense fue muy triste. Mi propia hija se metió en esto por una persona que le insistió con que funcionaba. Sacó un préstamo de 500 mil pesos y ahora lo tiene que devolver en 24 meses. Es muy duro, además, porque con los bancos no se puede negociar nada", cuenta.

El fiscal Giaroli se reunió con afectados en San Rafael. 

La investigación

El caso cobró repercusión a través de una investigación comenzada por el periodista Nicolás Attias, de MDZ, quien a principios de febrero de 2020 llamó la atención sobre la "fiebre de la plata fácil" que se estaba apoderando del sur mendocino. A partir de esa punta, la fiscalía comenzó a indagar y concluyó una pesquisa cuyos resultados indicaron que no había lugar a dudas: GD era una estafa

La nota donde este medio compartía las conclusiones a las que había llegado Giaroli se publicó el 1 de julio. E igual la gente seguía poniendo plata en el sistema. Insólito. Capobianco recuerda que junto a otras personas se dedicó a advertir sobre lo que se venía en los grupos de Whatsapp y Telegram donde se juntaban los interesados en GD

"Recomendamos que si no están conformes, denuncien. Es la única herramienta que van a tener para demostrar que pusieron fondos ahí"

"Desde el inicio de septiembre empezamos a insistir para que la gente denuncie -recapitula el entrevistado-. Hacía meses que no pagaban y había mucho malestar. Nos bloqueaban en esos grupos, pero hoy hemos contabilizado alrededor de 500 denuncias online. Sólo la UFI de San Martín (provincia de Buenos Aires) tiene 30. Y seguimos recomendando a los afectados que denuncien porque es la única herramienta que van a tener para demostrar que pusieron fondos ahí".

Hace algunas semanas, el principal promotor de GD en Argentina, David Villegas, comunicó que "se abría" del proyecto. No obstante, Capobianco cree que los denunciantes podrían lograr que tanto él como el resto de quienes encabezaban las redes se hagan cargo de parte de las pérdidas que sufren los demás.

David Villegas, el principal promotor de GD en la Argentina.

La reunión y el futuro

Uno de los factores que demora el avance de las autoridades respecto a GD es el problema de la jurisdicción. Se han iniciado causas en la Justicia Federal y en la provincia, y aún no está del todo claro sobre cuál de esos fueros caerá la responsabilidad de seguir. Por lo pronto, Capobianco afirma que Giaroli los escuchó con atención y que en las fiscalías le recomiendan concretar las denuncias nombrando a los responsables. 

"A lo mejor nos invitó un hermano, y no vamos a denunciar a los hermanos; pero la idea es especificar a qué red me incorporaron, porque los que estaban a la cabeza de esas pirámides sí sabían de qué se trataba. Nombren a estas personas: existe la posibilidad de que más allá de las causas penales o civiles se llegue a conciliaciones previas en las que los denunciados devuelvan parte del dinero a los afectados", propone Capobianco.

Los ejemplos de "inversores" que afirman haberlo perdido todo abundan. Capobianco se refiere, por ejemplo, a un joven que recibió una indemnización de 800 mil pesos tras un accidente laboral, los metió en GD por recomendación de su cuñado y no volvió a ver un peso.

Se cree que en ámbitos laborales -oficinas, municipios- muchos pueden haberse incorporado por presión

"Otro caso muy fuerte es uno que tuvo lugar en Campo de Mayo, donde una persona con cierto rango en el Ejército tiene una red de unas 300 personas. Todo indica que cuando se iniciaron los problemas esta persona maltrataba a los demás aprovechándose de su jerarquíá", detalla Capobianco. En los ámbitos laborales, parece que esta historia de presiones y compromisos personales puede volverse un denominador común en relación a las pérdidas generadas por GD

"Por lo demás, cuando a vos te invita un amigo, un familiar o un vecino a quien encima les está funcionando, confiás. Es lo que ocurrió con muchos sanrafaelinos, que durante años hicieron mucho dinero", analiza Marcelo, ya a punto de volver a Buenos Aires para seguir su reclamo desde allá. 

  • El programa No tan millennials va de lunes a viernes de 11 a 13.30 por MDZ Radio, con la conducción de Nicolás Attias y el autor de esta nota. Para escuchar la entrevista completa, haga click aquí
  • ¿Aportes? ¿Otra perspectiva? Puede escribir a fgarcia@mdzol.com
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?