Macri-Pichetto: una fórmula que de cupo femenino no tiene nada

El anuncio y confirmación que finalmente será el peronista Miguel Ángel Pichetto quien acompañará a Mauricio Macri en la fórmula presidencial de Cambiemos, deja en claro el desesperado intento por querer sumar espacios ante la imagen en caída que tiene el presidente en estos momentos y de esta manera, plantarse para competir a la altura de los Fernández. Pero dejó de lado el cupo femenino que tanto defendió e hizo pancarta el oficialismo.

Avatar del Federico Lemos

Federico Lemos

Foto: .lavozdelaprovincia.com.ar

Finalmente se anunció ayer por la tarde que Miguel Ángel Pichetto será el compañero de fórmula como vicepresidente de Mauricio Macri, quien buscará la reelección en las presidenciales de octubre de este año, superando las PASO de agosto claramente.

Después de varias cortinas de humo que circularon desde hace algunas semanas y que tuvo su punto culmine este sábado donde se mencionó la posibilidad de que dos mendocinas como la vicegobernadora Laura Montero o la senadora nacional Pamela Verasay fueran las compañeras del mandatario, dejó de lado la hipótesis de que sea una dupla "inclusiva".

El Gobierno nacional, el 8 de marzo pasado cuando se conmemoraba el Día Internacional de la Mujer, publicó en el Boletín Oficial la reglamentación de la ley de paridad. El proyecto había sido aprobado en octubre de 2016 por el Senado y a fines de noviembre de 2017 la Cámara de Diputados la convirtió en ley.

Entre otras cuestiones, introduce el artículo 60 bis en el Código Nacional Electoral y fija la obligatoriedad de intercalar candidatos de ambos sexos en las listas de legisladores nacionales.

A su vez, el proyecto incorpora la igualdad de género a nivel partidario, aunque en este caso no será obligatorio intercalar postulantes, sino que las listas deberán completarse con un 50% de representantes de cada sexo.

De esta manera, deja en claro que no necesariamente la fórmula presidenciable tiene que estar compuesta por un hombre y una mujer, pero sí que la lista debe tener la mitad de cada género.

Pero la voluntad de elegir a sus representantes está en cada partido político que tendrán una respuesta directa de quienes entienden y consideran que las mujeres son respetadas en un espacio donde se toman las decisiones de un país. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?