CELEBRIDADES

Así de dura fue la infancia de Julia Roberts, que muy pocos conocen

La novia de América es una de las actrices más célebres y queridas de todo Hollywood. Sin embargo, esconde un pasado poco encantador.

Napsix sábado, 5 de noviembre de 2022 · 20:54 hs
Así de dura fue la infancia de Julia Roberts, que muy pocos conocen
JULIA ROBERTS LA ACTRIZ TUVO GRANDES PROTAGÓNICOS EN LOS '90. Foto: ARCHIVO

Su sonrisa inconfundible, su frescura y unas piernas interminables enfundadas en botas bucaneras conquistaron a una audiencia ávida de comedias románticas. Corría 1990 y Julia Roberts iniciaba un ascenso meteórico cinematográfico, en el rol de una prostituta, en Pretty Woman (Mujer Bonita) en una historia de amor más parecida a un cuento de hadas que otra cosa, junto a Richard Gere, en la piel de millonario, que sí, consumía prostitución, pero en esos tiempos nadie cuestionaba el guión. Ese año, la película que terminaba con final feliz, se convirtió en una de las favoritas, pero no fue la más taquillera del año. Demi Moore y Patrick Swayze habían arrasado con Ghost. Otra historia de amor que trascendía lo terrenal.

Julia Roberts no solo supo ganarse un lugar en Hollywood, sino también convertirse en una de las actrices más admiradas y mejor pagas del mundo. Sus películas más celebradas, que todavía suelen aparecer en la programaciones de televisión porque nadie se cansa de verlas, fueron principalmente comedias románticas: Mujer Bonita, Novia fugitiva, Notting Hill y La boda de mi mejor amigo, son clásicos absolutos, imperecederos, títulos por los que pronto se ganó el apodo de “La novia de América”. Por un largo tiempo, la norteamericana puso una pausa a la comedia. Pero no porque no le guste, o por no quedar encasillada, que de hecho no lo estaba porque abarcó varios géneros, incluido el suspenso. Dejó la comedia, porque simplemente los guiones no estaban a la altura de sus expectativas.

ROBERTS TRIUNFÓ EN 'MUJER BONITA'. FOTO: ARCHIVO.

Hoy Julia Roberts cumple 55 años y quien quiera verla en su regreso a una comedia, el género que mejor le sienta, todavía está tiempo de verla en el cine. Volvió de la mano de George Clooney, en Viaje al paraíso. Se trata de una pareja divorciada que viaja a Bali para evitar que su hija, que está muy enamorada, cometa el mismo error que ellos 25 años atrás: casarse. Ya no rompe la taquilla como antes, pero al público siempre le da gusto verla.

En una última entrevista que le dio a The New York Times Magazine dijo que “a veces el público malinterpreta la cantidad de tiempo que pasó sin hacer comedia romántica como si yo no quisiera hacerla”. Y aclaró el asunto: “Si hubiera leído algo que pensara que tenía el nivel de escritura de Notting Hill o el nivel de diversión loca de La boda de mi mejor amigo lo habría hecho. Simplemente, no existían”.

Su infancia e inicios

Julia Fiona Roberts nació el 28 de octubre de 1967 en Atlanta, en el estado de Georgia, en el seno de una familia que vivía al día. Su padre Walter Grady Roberts, era un vendedor de aspiradoras y su madre Betty Lou Bredemus, secretaria de una iglesia. Ambos tenían vocación actoral y un taller de teatro en funcionamiento. Se trataba de la Asociación de Actores y escritores de Atlanta, la primera organización teatral de ese estado de carácter interracial. Por ese motivo, se ganaron el reconocimiento de Martin Luther King y su esposa, quienes enviaban a esas clase a su hija Yolanda, Cuando nació Julia, ellos se hicieron cargo de los gastos del hospital.

A pesar de las pasiones que los unían, el matrimonio terminó en divorcio cuando Julia tenía cinco años. Ella es la menor de tres hermanos. Eric (1956) y Lisa (1965) quienes también siguieron la tradición familiar y se dedicaron a la actuación. Lo que la madre de Julia llamaba “la enfermedad de la familia”.

JULIA ROBERTS NACIÓ EL 28 DE OCTUBRE DE 1967. FOTO: ARCHIVO

En 1972, cuando sus padres se divorciaron, los hermanos también quedaron separados. Eric optó por vivir con su padre mientras que Lisa y Julia se mudaron con su madre a Smyrna, en el mismo Estado, donde ese mismo año se casaría con Michael Motes. Un matrimonio que terminó muy mal una década después, con acusaciones de maltrato por parte de su madre, que dijo que ese casamiento había sido “el mayor error de su vida”. Fruto de esa relación, en 1976 nació su medio hermana Nancy Motes, quien se cree que murió de sobredosis en 2014.

La infancia de la actriz no fue precisamente color de rosa. A la violencia que denunció su madre, en la casa donde ella vivía, se sumó una pérdida terrible para la pequeña Julia. Tenía tan solo 9 años y su papá, a quien quería tanto y mantenía un vínculo estrecho, moría de un cáncer de laringe.

JULIA ROBERTS Y SU PADRE.

Julia iba a la Griffin Middle School y finalizó sus estudios en la Campbell High School, donde también aprendió música. Ejecutaba un clarinete en la banda escolar. Su primera vocación era ser veterinaria, aunque a la hora de elegir se inclinó por el periodismo. “La enfermedad de la familia” surtió efecto para que la actuación terminara dominando sus aspiraciones. Además, su hermano Eric, había probado suerte en la actuación y había logrado entrar a ese mundo reservado para pocos. Luego, se mudó a Nueva York junto a su hermana Lisa para iniciar su carrera como actriz. Y el resto es historia.

Archivado en