Cómo limpiar correctamente los asientos de tela del auto

Cómo limpiar correctamente los asientos de tela del auto

Los asientos de tela de los autos absorben la suciedad y los olores muy fácilmente, mantenerlos es fundamental. Ten en cuenta estos trucos para limpiarlos de forma sencilla.

Napsix

Napsix

Los niños, las mascotas y hasta nosotros mismo podemos ensuciar el auto de tal manera que provoquemos manchas en los tapizados. Es que, al fin y al cabo, el coche también es un espacio que se debe disfrutar y cómo evitar comer un bocadillo mientras hacemos una excursión hacia la montaña. Pero la idea tampoco es que el vehículo se convierta en un basurero por eso te damos algunos trucos muy útiles para limpiar los asientos.

Los asientos de tela son los que más absorben la suciedad y los aromas. Si no los sometemos a un mantenimiento de forma periódica estos comenzarán a mostrar cada vez más manchas y hasta su color se ennegrecerá afectando en gran medida la estética de nuestro coche.

Aspira a fondo todos los rincones del coche antes de limpiarlo. Foto: Automax

Existen lugares especializados encargados de limpiar los tapizados de los autos, pero si están en plan de ahorro puedes ocuparte tú mismo del tema sin salir de casa.

Concejos para limpiar los tapizados de tela

Es importante que primero te encargues de cepillar muy bien la superficie para eliminar polvo y migas que puedan permanecer en los asientos. Luego, profundiza esta limpieza utilizando una aspiradora, de esta forma que asegurarás de quitar suciedad antigua que ya haya quedado impregnada.

Al hacerlo, cambia de posición los asientos, mueve los respaldos y ocúpate de los rincones ya que es allí donde la mugre se esconde.

Algunos productos que se venden en mercados para tapizaría, alfombras o limpieza en seco te ayudarán en este proceso. Si no cuentas con ninguno de ellos entonces deberás apelar a recetas caseras.

El jabón blanco o en pan es un gran aliado. Rállalo o córtalo en pedazos pequeños, incorpora agua bien caliente y utiliza un mixer o batidora para hacer la mayor cantidad de espuma posible.

Con una esponja bien limpia se esparcirá la espuma por toda la superficie haciendo círculos. Esta técnica es muy efectiva ya que se debe procurar no incorporar demasiada humedad a los asientos. Para las manchas difíciles se puede usar jabón para vajilla, con un cepillo se debe frotar por fuerza.  

El secado del tapizado es fundamental para que después no se generen malos olores. Foto: Neomotor

Con un paño limpio y húmedo se debe enjuagar muy bien los restos de jabón. Es posible que se deba repetir este proceso varias veces mientras cambiamos el agua y enjuagamos bien la toalla con la que estamos trabajando.

Finalmente, para que el coche no guarde malos olores se tiene que poner especial atención en el secado. Claro que esta tarea será mucho más fácil si se realiza durante un día de calor y bastará dejar las puertas y ventanas abiertas. Si esto no es así, puedes utilizar un secador de pelo o la aspiradora para eliminar el exceso de agua.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?