Agua de lentejas: el mejor estimulante para fertilizar tu jardín

Agua de lentejas: el mejor estimulante para fertilizar tu jardín

El gran valor nutricional que tienen las lentejas no solo hará que tú lleves una dieta más saludable sino que, si las usas en tu jardín, tus plantas crecerán más fuertes.

Napsix

Napsix

Las lentejas son legumbres con un gran valor nutricional y es una gran decisión incorporarlas a nuestra dieta de forma periódica. Nuestro jardín también aprovechará sus beneficios si se utilizan como base para realizar fertilizantes o enraizantes naturales.

Su nombre científico es lens culinaris y su origen se establece en Medio Oriente. Como toda especie de la familia de las leguminosas, sus raíces encierras bacterias que las hacen capaces de absorber el nitrógeno ambiental y fijarlo en los suelos.

Fertiliza tu jardín con el agua de las lentejas. Foto: Jardinería On

Como alimento se estima que ya los egipcios en el año 9000 a.C. la había incorporado a su dieta, mientras que, para los romanos su consumo estaba asociado a la pobreza.

Al consumirlas, estas aportan hierro, calcio, magnesio, potasio, fósforo, folato, proteína, zinc y vitaminas A y C.

Pero los humanos no somos los únicos que podemos aprovechar sus beneficios. Conoce cómo utilizar esta legumbre en tu jardín.

Enraizante de lentejas

Si ya has dado tus primeros pasos en jardinería, probablemente el próximo sea intentar reproducir alguna de tus plantas favoritas. Si lo haces a través de la técnica de esquejes, reforzar con un enraizante es algo a tener en cuenta.

Necesitarán poner en remojo una parte de lentejas por tres de agua, taparlas y reservarlas en un lugar oscuro hasta que comiencen a brotar. Este proceso puede variar según las lentejas o el clima.

Cuando los brotes tengan al menos dos centímetros, esta mezcla debe licuarse y pasarse por un colador. Luego se usa para remojar el esqueje que queremos cultivar y regar durante un mes la maceta.

Los brotes de las lentejas son un excelente enraizante. Foto: Pinterest

Fertilizante a base de lentejas

El agua que usas para remojar o cocinar las lentejas para consumirlas en familia también puede ser muy útil para usar a la hora de regar las plantas ya que conservará una parte de los macronutrientes que guardan esta legumbre.

Siempre que no se le haya agregado carne, aceite o sal, este líquido se puede utilizar como fertilizante. Solo se debe esperar a que se enfríe o almacenar en la heladera.

Al igual que otros fertilizantes, su uso debe ser moderado y no hacerse de forma frecuente ya que podríamos estropear nuestras plantas.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?