Cómo hacer un fertilizante para el jardín con cáscaras de banana o plátano

Cómo hacer un fertilizante para el jardín con cáscaras de banana o plátano

No deseches más las cáscaras de banana o plátano y úsalas para poner tu jardín cada día más lindo haciendo un fertilizante natural.

Napsix

Napsix

Todos sabemos que la banana o plátano es una de las frutas que aporta más potasio a nuestro cuerpo e incorporarla a nuestra dieta diaria nos hará sentir más saludables. Su cáscara no tiene por qué desaprovecharse ya que también contiene una gran cantidad de nutrientes que le hará muy bien a nuestro jardín si se utiliza como fertilizante.

En Latinoamérica la banana o plátano es muy usada en gastronomía. Se puede consumir cruda o en una enorme variedad de platillos con diferentes modos de cocción. Es una fruta rica es fibras, vitaminas y carbohidratos, mientras que su contenido de grasas y sodio es muy bajo.

Has un efectivo fertilizante natural con cáscaras de banana. Foto: Jardín verde

Luego de deleitarnos con su exquisito sabor, normalmente la cáscara termina en la basura, pero debes saber que este fruto aún tiene mucho más para dar y si comienzas a utilizarlo por completo estarás no solo ayudando a tu jardín, sino que también a reducir la cantidad de desechos que produces.

Para tener siempre a mano un excelente fertilizante natural debes guardar las cáscaras en una bolsa de plástico y congelarlas, eso te asegurará que estén siempre disponibles en buen estado.

Hay diferentes formas de usarlas como fertilizantes. Lo primero que debes saber es que estarán aportando al suelo una gran cantidad de potasio –uno de los nutrientes fundamentales para el crecimiento y floración de las plantas- además minerales y microorganismos que ayudarán en la descomposición de los suelos.

Es importante que sepas detectar cuando tu jardín tiene carencia de potasio. Este efecto se nota principalmente en las hojas medias, las cuales comienzan a ponerse amarillas en las puntas y bordes haciendo que estos formen un rulo, después terminan siendo marrones como si estuviesen quemados.

Fertiliza tus plantas según los nutrientes que necesite. Foto: Agroverde

Para que esto no vuelva a ocurrir puedes cortar en pequeños trozos la cáscara de la banana y enterrarla en el sustrato una vez al mes. Esta es una gran forma de prevenir enfermedades.

También puedes realizar infusiones. La primera es conocida como té de banana. Solo requerirás cinco cáscaras por cada litro y medio de agua. Has hervir la mezcla hasta que tenga un color marrón oscuro. Después se deja descansar en una botella en la heladera. Esta preparación no debe usarse directamente, sino que se diluye una parte por cinco de agua y se riega las plantas con este líquido.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?