Las principales razones por las que las hojas de las plantas se ponen amarillas

Las principales razones por las que las hojas de las plantas se ponen amarillas

No dejes que tus plantas mueran, aprende a detectar y solucionar rápidamente por qué las hojas se ponen amarillas.

Napsix

Napsix

Las hojas amarillas es uno de los síntomas más comunes que muestran las plantas cuando sufren de debilidad, alguna enfermedad o están siendo atacadas por plagas. Las causas pueden ser muchas, pero conociendo un poco e investigando un poco podrás arreglar este problema rápidamente.

El color verde típico del follaje se debe a la producción de clorofila, cuando es insuficiente esta sustancia la vegetación se torna amarrilla y se le da el nombre de clorosis. Los cambios de color pueden tener muchas variaciones e ir del verde claro hasta el blanco, dependiendo de la especie.

Foto: Verdecora

Conocer por qué se da este proceso en cada planta en particular puede que te lleve un poco de dedicación antes de dar un diagnóstico. Sin embargo, hay determinados factores claves que lo producen y tendrás que atenderlos.

  • Las principales causas
  • Exceso o falta de riego
  • Problemas en el drenaje de la maceta
  • Exceso o falta de luz solar
  • Falta de nutrientes o suelo con Ph inadecuado
  • Frío o corriente de aire

Si ya identificaste cuál puede ser el problema, es hora de solucionarlo. A pesar de que creamos que nuestro jardín requiere de agua constantemente, no todas las plantas tienen la misma necesidad. La mejor forma de chequear es introducir un dedo en la tierra y ver si está húmeda.

Esta técnica es muy útil ya que, en los días de calor, puede que la superficie del sustrato parezca seca pero no es así. El exceso de agua suele apelmazar la tierra e impide el ingreso de aire en las raíces, la solución es removerla con cuidado para no dañar las raíces.

También es importante chequear que los orificios de drenaje se encuentren abiertos y el exceso de agua fluya.  

Foto: Sucullent

Si además de amarillas, las hojas se muestran arrugas, es problema puede ser falta de riego. No es recomendable que incorporemos una gran cantidad de agua a la vez, ya que esto podría empeorar la situación y terminar pudriendo las raíces.

Hay nutrientes y minerales que son fundamentales para el crecimiento de la vegetación, estos son: el nitrógeno, el fósforo y el potasio. Para que una planta esté saludable se tiene que renovar su sustrato dos veces durante la primavera y verano porque es el momento de mayor actividad y luego cuando inicia el otoño.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?