Macetas de plástico o de barro: ventajas y desventajas

Macetas de plástico o de barro: ventajas y desventajas

Elegir por una maceta de barro o de plástico no solo tiene que ser una cuestión de estética. Aprende todo lo que tienes que tener en cuenta.

Napsix

Napsix

No deberías elegir las macetas de tu jardín solo basándote en la estética o el diseño. Para elegir entre el barro rústico o la colorida oferta de plástico también tienes que considerar las ventajas y que cada material te proporciona.

Qué tipo de planta colocarás, si su destino es interior o exterior y a qué condiciones la someterá también son puntos que se tienen que tener muy en cuenta antes de llevarte una maceta a casa.

Foto: Pinterest

Vasijas de barro

Si bien tradicionalmente mantienen una estética rústica también puedes encontrarlas talladas o de colores. Claro que no serán muy llamativos.

Son aconsejables para especies de plantas que necesiten un buen drenaje o sean susceptibles a la humedad, como las suculentas o los cactus.

Sus paredes gruesas protegen mejor a las raíces del frío o el calor intenso. Su peso puede ser una ventaja en caso de vientos fuertes, ya que no permitirá que la planta caiga, aunque si necesitas cambiarla de lugar, se convertirá en todo un problema.

Especies como los helechos, que necesitan de sustratos frescos y húmedos no se desarrollan bien en este material porque el barro absorbe el agua rápidamente.

Si bien ante un golpe pueden romperse, se trata de un material que puede durar toda la vida y además es ecológico.

Foto: Verdecora

Macetas de plástico

Son livianas, flexibles o hay una enorme variedad de formas y colores en el mercado. Son ideales para poner en colgantes o balcones.

Al tratarse de un material no poroso, son las más recomendadas para las especies con gran requerimiento de humedad, además si se necesita aumentar el drenaje solo hay que hacerle un orificio en la parte inferior.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?