Rápido, fácil e impecable, cómo limpiar correctamente los sillones de tela

Rápido, fácil e impecable, cómo limpiar correctamente los sillones de tela

Conoce cómo limpiar tus sillones de tela de manera que queden limpios pero sin causarle daños

Napsix

Limpiar el hogar puede parecer una tarea de nunca acabar debido a la cantidad de elementos y rincones que debes asear. Sin embargo, esto puede ser diferente si tienes los métodos y consejos de limpieza correctos que te ayudarán a dejar de lado estos problemas. En el caso de los sillones de tela, puedes poner en práctica esta metodología.

En el sillón se acumula mucha suciedad que puede parecer invisible hasta el momento de limpiar. Sin darnos cuenta, se asienta allí tierra, pero también residuos minúsculos como migas de pan, ácaros y hasta pequeños insectos que hacen de los rincones de nuestro sillón, su hogar.

Primero, aspira los sillones
Fuente: Shutterstock

Frente a esto, es preciso llevar adelante un paso a paso con los consejos adecuados para que limpiar los sillones de tela no sea una tarea tediosa, extensa y poco eficaz. En este sentido, ten en cuenta que el modo más adecuado será aquel que te recomiende el fabricante, aunque si no cuentas con esa información, puedes hacer este procedimiento.

En primer lugar, debes quitar la suciedad superficial, el polvo y la mugre visible. Para ello, puedes ayudarte de una aspiradora que absorba todo este material indeseado antes de pasar a otro paso.

Una vez que hayas echo esto, deberás limpiar las manchas que hayan quedado en la tela. Un primer consejo es que de ser posible quites las fundas, y siempre que el tejido lo permita, lleves esto a la lavadora y las laves con un programa corto para ropa delicada.

El vinagre y el bicarbonato de sodio suelen ser muy efectivos para limpiar el sillón
Fuente: Shutterstock

Pero si esto no es posible y las fundas no son desmontables, no te preocupes. Puedes limpiarlo con diferentes métodos. Dos de ellos consisten en aplicar alcohol etílico o amoníaco, aunque estos podrían desteñir o provocar daños en la tela del sillón. Asimismo, puedes probar de hacerlo en un rincón poco visible.

Otra opción menos riesgosa es diluir una taza de vinagre y una cucharada de bicarbonato de sodio en un litro de agua tibia. Para limpiar con esto, usa un cepillo, mójalo en el líquido y frota la superficie, dejando actuar algunos minutos cuando la mancha sea profunda o requiera más dedicación. Por último, pasa por un paño humedecido en agua para quitar los restos de este preparado y deja secar. Tus sillones de tela quedarán impecables.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?