La extraña enfermedad de George Clooney que lo mantuvo recluido por un tiempo

La extraña enfermedad de George Clooney que lo mantuvo recluido por un tiempo

El Actor tuvo una extraña enfermedad llamada parálisis de Bell la cual le llevó tiempo recuperarse y fue algo complejo en su vida.

Napsix

George Timothy Clooney, conocido simplemente como George Clooney es un actor, director, productor y guionista estadounidense. Ha sido galardonado con cuatro Globos de Oro, dos Óscar y un BAFTA. También es conocido por su activismo político, siendo Mensajero de la Paz de Naciones Unidas desde 2008, título al que renunció posteriormente.

George Clooney padeció una enfermedad llamada parálisis de Bell,  también llamada parálisis facial periférica. Este trastorno  del nervio que controla los movimientos de la cara,  ocasiona debilidad o parálisis de los músculos del rostro.

 Esto hizo que a los 12 años de edad George Clooney  recibiera la burla de sus compañeros e incluso que le pusieran un apodo ya que no podía abrir su ojo izquierdo y tenía la mitad de su rostro paralizada. Los expertos afirman que esta enfermedad puede surgir a cualquier edad aunque es más común en personas mayores de 65 años. 

George Clooney describió que durante el tiempo que padeció Parálisis de Bell, fue la peor etapa de su vida por el bullying que sufrió en el colegio, debido a que no podía abrir el ojo izquierdo ni tomar o comer nada sin que se le cayera. Sus compañeros lo llamaban Frankenstein, esto hizo que reconociera que esta experiencia lo hizo más fuerte, ya que tardó casi un año en recuperarse. 

Se estima que el parálisis de Bell, que padeció George Clooney, en la actualidad se detectan entre 15 y 30 casos cada 100,000 habitantes. También hay otras enfermedades que pueden desencadenar dicho trastorno tales como infección por VIH/SIDA, enfermedad de Lyme, infección del oído medio y sarcoidosis.

Imagen: Infobae

 

Los síntomas que presenta el parálisis de Bell padecido por George Clooney son: dificultad para cerrar un ojo, dificultad para comer y beber, colgamiento de la cara, como el párpado o la comisura de la boca, problemas para sonreír, hacer muecas o hacer expresiones faciales, debilidad de los músculos en la cara.

Imagen: Instagram George Clooney


 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?