En 3 simples pasos, cómo limpiar el árbol de Navidad para que luzca perfecto

En 3 simples pasos, cómo limpiar el árbol de Navidad para que luzca perfecto

Se acerca el momento de armar el árbol de Navidad pero, ¿está en condiciones? Déjalo impecable con estos consejos

Napsix

La Navidad está cerca y con ella, se acercan rituales y momentos que llenan de magia estos días. Lo más pronto es el armado del árbol de Navidad, con sus luces y adornos correspondientes. Pero algo que suele suceder en esta época cada año, es que olvidamos limpiar correctamente esta decoración, sin saber que existe un paso a paso muy simple.

El árbol de Navidad está cargado de simbología y su historia es muy extensa. Lo cierto es que su uso ha ido variando a través de los siglos, llegando hasta nuestros días como un adorno más que nos permite recordar el momento del año en el que estamos y cuya sola presencia alegra muchos hogares. Sin embargo, esto puede suceder si está limpio y en las condiciones adecuadas.

El armado del árbol de Navidad es algo que agrada a muchos
Fuente: Unsplash

En ocasiones olvidamos que durante el tiempo que el árbol de Navidad está armado, acumula polvo y suciedad del ambiente y luego, pasa un año entero guardado, donde sigue sumando pequeñas basuritas. Por esto, es importante que antes de colocarlo en casa para celebrar la Navidad, lo limpies adecuadamente y eso es más sencillo de lo que crees.

Desembalar y quitar el polvo

El primer paso es sacar el árbol de Navidad de la caja o del sitio donde lo hayas guardado. Cuando lo hagas, intenta hacerlo fuera o sobre una toalla, dado que usualmente pierden algunas hojas, o pueden estar repletos de polvo. Este debe ser removido idealmente con un paño o bien con un pequeño plumero.

Debes limpiar las ramas y hojas del árbol
Fuente: Unsplash

Limpiar las hojas

Una vez que tengas tu árbol de Navidad fuera, deberás limpiar sus ramas una por una. Para hacerlo, debes diluir unas gotas del detergente de la cocina en medio litro de agua, empapar allí un trozo de tela de algodón y pasarlo por las hojas. Aunque suena lento, es más rápido de lo que crees. Una vez que hayas finalizado, quita el exceso de jabón.

Deja secar

Por último, pasa un paño limpio y seco para que el árbol de Navidad se vaya secando. Asimismo, es recomendable dejarlo en el patio durante algunas horas, de modo que pueda secarse completamente y evitar problemas de humedad.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?