Quedará impecable, cómo limpiar el colchón en 3 simples pasos

Quedará impecable, cómo limpiar el colchón en 3 simples pasos

Asear el espacio en el que descansamos durante buena parte del día, es fundamental. Conoce cómo hacerlo con un método muy efectivo

Napsix

La limpieza del hogar implica atender a diferentes sectores y objetos. No solo se trata del aseo periódico de la cocina o del baño, sino que también es preciso limpiar correctamente el dormitorio y dentro de él, no olvidar de usar los consejos adecuados  para el colchón cada tanto, para evitar problemas de salud y molestias.

Aunque no lo veamos, en el colchón se aloja mucha suciedad. No se trata solo del polvo que pueda meterse dentro o de algún líquido que se pueda derramar allí. Sino que también, al igual que las almohadas y otros textiles, son el hogar de ácaros. Por esto, es importante limpiar este objeto de forma periódica para evitar alergias o problemas respiratorios que afecten la calidad del sueño. Para hacer este lavado, solo basta con seguir unos pasos y consejos muy sencillos y efectivos que podrás cumplir en unos pocos minutos.

En el colchón y las almohadas se acumulan ácaros
Fuente: Pexels

Lo primero es quitar el polvo

Un primer paso consiste en quitar el polvo y otra suciedad similar. Para ello, puedes usar una aspiradora o dar pequeños golpes con la mano. Como consejo, no olvides mantener las ventanas abiertas, para evitar que las pequeñas partículas te provoquen alergia.

Luego, quitar las manchas

A continuación, tienes que quitar las manchas del colchón. Estas se forman con el tiempo y el uso. No solo se generan como consecuencia de derrames, sino también por la humedad o la transpiración, por ejemplo. Ante esto, debes limpiar y eliminar esa suciedad. Para hacerlo, prepara un agua jabonosa con medio litro de ese líquido y una o dos cucharadas de detergente. Utilizando una esponja, esparce la espuma por toda la superficie intentando borrar las manchas.

Limpia y desinfecta el colchón
Fuente: Pexels

Cuando lo hayas logrado, retira el exceso de jabón con un paño humedecido en agua. De ser necesario, repite este paso pero evitando mojar demasiado  la superficie.

Finalmente, desinfectar

Por último desinfecta el colchón. En este caso, puedes utilizar un desinfectante que sea de tu utilidad. O bien, pulverizar un poco de vinagre o agua oxigenada. Finalmente, deja secar antes de colocar nuevamente las sábanas.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?