Súper fácil, como limpiar y dejar relucientes tus copas de cristal

Súper fácil, como limpiar y dejar relucientes tus copas de cristal

Muchas veces a pesar del empeño que ponemos en la limpieza de la cocina, algunos objetos no quedan perfectos. Es el caso de las copas de cristal. Aprende a limpiarlas con un sencillo método

Napsix

Napsix

Muchas veces la limpieza de la cocina no se concreta de la mejor forma. Es que en ocasiones a pesar del empeño, algunos elementos quedan con marcas de agua o de otras bebidas. Es el caso de las copas de cristal, que puedes limpiar hasta dejarlas relucientes con unos sencillos consejos.

Existen copas de diferentes materiales, pero sin lugar a dudas las de cristal son las más populares en todo el mundo. Estas no solo son de utilidad para colocar vino, agua o cualquier otra bebida. Sino que además son el complemento perfecto en la decoración de la mesa. Sin importar en qué evento te encuentres, una buena copa de cristal añadirá elegancia a la ocasión.

Las copas de cristal añaden elegancia a tu mesa
Fuente: Pexels

Sin embargo, esta buena imagen puede borrarse por completo si el cristal está sucio, un problema más común de lo que crees. Este inconveniente puede aparecer en numerosas ocasiones y por varios motivos. Aunque las razones más comunes son un lavado con agua fría o mal secado, que provoca que el agua no se evapore y queden marcadas en la copa. También pueden producirse por teñirse con bebidas como vino.

En cualquier caso, debes saber que existe un método súper fácil para limpiar tus copas de cristal que solo te llevará unos pocos segundos y que podrás llevar adelante con elementos que de seguro tienes en casa.

Algunas bebidas como el vino, pueden teñir tus copas
Fuente: Pexels

Para dejarlas nuevamente relucientes solo basta con seguir unos consejos. Tienes que escoger un bowl que tenga profundidad y llenarlo con dos partes de agua por una de vinagre blanco o de limpieza y sumergir allí las copas entre dos y cinco minutos. Pasado este tiempo verás cómo poco a poco empieza a recuperar el brillo perdido.

Como consejo, en el caso de que algunas manchas no desaparezcan, vuelve al líquido y friega con una esponja. Finalmente, lávalas como lo haces tradicionalmente con detergente y enjuaga con abundante agua. Verás como tus copas vuelven a lucir relucientes como si estuvieran nuevas.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?