Siguen las renuncias y crece la incertidumbre en Bolivia

Además de Evo Morales, renunciaron otros funcionarios que estaban en la cadena de sucesión. La Corte Suprema podría quedar a cargo y convocar a elecciones en 90 días.

Redacción MDZ

La presidenta del Senado también renunció

El presidente de Bolivia Evo Morales renunció, pero junto con él también dimitieron los principales dirigentes políticos que estaban en la línea sucesoria. Por eso hay incertidumbre sobre el futuro institucional de ese país. 

El vicepresidente Álvaro García Linera era el sucesor natural de Evo. Pero renunció junto al presidente, al igual que todo el gabinete.

La línea sucesoria seguía con la titular del Senado, Adriana Salvatierra. La mujer, nacida en Santa Cruz de la Sierra, sería ahora la titularidad del país, aunque antes, deberá someter a consideración de lo que queda de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) los alejamientos de los máximos mandatarios. 

Sin embargo, la titular del Senado renunció, al igual que quien conducía la Cámara de Diputados.

Si se confirma esa renuncia, la línea sucesoria sigue con las otras autoridades legislativas y hasta con el Senador más antiguo. Pero hasta la  Corte Suprema de Bolivia podría tomar la conducción institucional de Bolivia. 

La presión militar juega un rol clave y allí es donde se dirigen las denuncias de desestabilización. Es que luego del llamado a elecciones de Evo, líderes militares "sugirieron" la renuncia de Evo.

Lo que dice la Constitución

La Constitución Política del Estado (CPE) contempla que debe asumir el presidente de la Cámara de Senadores, Adriana Salvatierra; o el presidente de la Cámara de Diputados, Rolando Borda. Pero como ambos también dimitieron, en la línea de sucesión presidencial aparecen los dos vicepresidentes de ambas cámaras legislativas.

“En caso de impedimento o ausencia definitiva del presidente del Estado, será reemplazado en el cargo por el vicepresidente y, a falta de éste, por la presidenta del Senado, y a falta de ésta por el presidente de la Cámara de Diputados. En este último caso, se convocarán nuevas elecciones en el plazo máximo de noventa días”, establece la Carta magna en el parágrafo I del artículo 169.

En última instancia, si ninguno de los vicepresidentes del Senado y Diputados acepta el cargo de presidente del Estado, puede asumir el decano de los senadores o diputados, es decir el más antiguo. Esto a raíz de que los miembros del Órgano Judicial ya no figuran en la línea de sucesión como ocurrió en 2005, cuando asumió Eduardo Rodríguez Veltzé.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?