La activista Greta Thumber incluyó a Argentina en una histórica queja ante la ONU

La activista Greta Thumber incluyó a Argentina en una histórica queja ante la ONU

La queja fue firmada por 16 jóvenes de diferentes nacionalidades. Argentina es uno de los cinco países a los que apunta.

Un grupo de 16 niños liderados por la sueca Greta Thunberg y la estadounidense Alexandria Villaseñor presentaron este lunes una histórica queja ante el Comité de Derechos del Niño de Naciones Unidas para protestas por pasividad de los gobiernos de todo el mundo ante el cambio climático.

Los firmantes son niños de entre 8 y 17 años de edad procedentes de Alemania, Argentina, Brasil, Estados Unidos, Francia, India, Islas Marshall, Nigeria, Palaos, Sudáfrica, Suecia y Túnez que están representados por el bufete de abogados Hausfeld LLP y la organización ecologista Earthjustice.

La queja, según destaca CNN, es contra cinco países, entre los que se encuentra Argentina. Los cuatro restantes son Alemania, Francia, Brasil y Turquía.

Los chicos acudieron al Tercer Protocolo Opcional de la Convención sobre los Derechos del Niños, un mecanismo voluntario que permite a niños -o adultos en su nombre- pedir ayuda directamente a la ONU si un Estado miembro no pone solución a una violación de derechos, según informa Unicef.

En su caso, alegan que el fracaso de los países parte en la lucha contra el cambio climático es una violación de los derechos de la infancia y piden al Comité que les ordene adoptar medidas concretas para proteger a los niños de sus devastadores efectos.

"El cambio debe producirse ahora si queremos evitar las peores consecuencias. La crisis climática no es solo el clima. Implica también falta de alimentos y falta de agua, lugares inhabitables y refugiados debido a ello. Es aterrador", ha sostenido Thunberg, de 16 años.

La 'número dos' de Unicef, Charlotte Petri Gornitzka, les expresó su apoyo a esta queja formal coincidiendo en que "el cambio climático afectará a cada uno" de estos niños.

"Hace treinta años, los líderes mundiales hicieron una promesa histórica a los niños del mundo al firmar la Convención (...). Hoy, los niños del mundo quieren que el mundo se responsabilice de ese compromiso", ha indicado.

La Convención, aprobada el 20 de noviembre de 1989, recoge los derechos civiles, económicos, sociales, políticos y culturales de los niños, sin discriminación de ningún tipo. Es el tratado de Derechos Humanos más ratificado de la historia.

Las quejas por violaciones de la Convención recaen en el Comité, formado por expertos internacionales en la materia, que puede ordenar una investigación al respecto y hacer recomendaciones a los estados miembro para corregirlas.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?